Compartir

La migraña es una dolencia muy común a día de hoy. Aunque pueden afectar a cualquier persona, el sector de la población que más tiende a padecerla son las mujeres, desde la adolescencia hasta los 55 años. A pesar de que suponen un intensísimo dolor de cabeza que se puede llegar a prolongar durante días, existe tratamiento de la migraña que puede hacerla algo más llevadera.

En primer lugar, es importante no confundir un simple dolor de cabeza con una migraña. Los primeros no suelen durar mucho, mientras que los segundos son realmente fuertes y pueden llegar a durar hasta dos o tres días. Además, es habitual que las migrañas se presenten junto con otros síntomas como las náuseas, los vómitos, la fatiga y la poca tolerancia a la luz. Además, tras haber padecido una migraña es habitual que aparezca dolor de cuello y una continua sensación de sueño.

Por otro lado, no hay una causa clara que provoque esta dolencia, aunque según los médicos, influyen algunos factores como los cambios hormonales, hábitos como el tabaquismo y el consumo de alcohol, la mala alimentación, y los factores hereditarios.

A pesar de todo, y de que este tipo de dolencia es difícil de abordar, existen tratamientos de la migraña totalmente caseros que te pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Uno de los remedios más efectivos contra estos fuertes dolores de cabeza es el té de hierba de limón, una infusión muy usada con fines medicinales. Otra infusión efectiva en este sentido es la de hierbabuena, que gracias a sus 'poderes' calmantes y analgésicos, nos ayuda a reducir los dolores provocados por la migraña. Por otro lado, está la manzanilla. Aunque es más habitual que se use para acabar con las indisposiciones estomacales, también puede ayudarnos a mejorar los síntomas de la migraña. En cuanto a infusiones se refiere también está la opción de colocar una bolsita de té de menta aún caliente sobre los párpados.

El aceite de oliva también es uno de los remedios más usados para tratar los síntomas de la migraña en casa, ya que tiene múltiples propiedades 'medicinales'. Bastaría con que tomases dos cucharaditas pequeñas de aceite para notar la mejoría.

Sin duda, una de las cosas que más resultados da en el tratamiento de la migraña de forma casera y natural es la raíz de jengibre, ya que tiene múltiples propiedades que la hacen antiinflamatoria y analgésica. Bastaría con tomarte un té al que le añadas un poco de ralladura de raíz de jengibre en el agua hirviendo y lo dejes reposar.

Otro manera de tratar las migrañas de manera natural son los aceites esenciales. La aromaterapia, con aceites esenciales de lavanda, menta, albahaca o romero suele ser efectiva. Puedes optar por mezclar estos aceites o por usar solo uno, y mezclar unas cuantas gotas con un poco de agua para empapar un paño y ponértelo sobre la frente o el cuello. Hervir el agua con las gotas de aceite esencial y respirar el aroma también suele ser efectivo.