Compartir

El orgasmo es el climax, el punto culminante del placer que se da en una relación sexual. Se libera toda la tensión que se acumula durante el coito, logrando que una sensación placentera inunde todo el cuerpo de la persona. En los hombres, por lo general, viene acompañado de la eyaculación.

Existen dos obsesiones al respecto entre los varones: Retrasar la llegada del orgasmo y prolongar sus efectos. Lo más efectivo, al margen de los mitos y realidades del sexo tántrico, es presionar el glande ligeramente con los dedos a la altura el prepucio

En cuanto al segundo objetivo, lo primero que debes hacer es salvarte todo prejuicio. Si disfrutas el sexo de esta manera es más probable que obtengas un orgasmo de calidad, ya que tu mente está concentrada en el acto sexual y no en otros aspectos que lo rodean, como sus consecuencias. 

Juega antes de la penetración da acaricias, besos, abrazos, masajes, este juego puede durar tanto como se desee y ayudará a calentar los motores. Además supone dar un giro interesante y tal vez hasta único al encuentro sexual.

Además tanto en hombres como mujeres, es que justo antes de sentir que llegarás al punto máximo, es recomendable parar un momento y darse un respiro, es cierto que requiere cierto autocontrol, pero los resultados sí que valen la pena; esto aumentará la excitación y se puede repetir cuantas veces quieran ambos, puedes aprovechar este momento para acariciar y besar a tu pareja. Un poco de romanticismo no viene mal. Y recuerda que piel es el órgano sexual más grande del cuerpo. Debe entonces  existir una buena comunicación para saber cuándo pedir que pare y prolongar la relación.

Puedes probar, además, a utilizar condones con texturas que ayuden a estimular aún más las zonas genitales de la mujer además de usar geles y cremas que pueden intensificar la experiencia y sensación que se tienen.

Debes tener en cuenta que el seco es una prolongación de los demás aspectos de tu vida. Como vasos comunicantes. Así, la calidad de tu orgasmo estará definida por el grado de estrés que tienes a lo largo del día, si hoy no fue tu día, es posible que tampoco sea el día de tu orgasmo ideal.