Compartir

La gran cantidad de alimentos que existen en el mercado hace muy difícil saber a ciencia cierta qué productos pueden ser consumidos por los celíacos sin ningún peligro, cuáles no deben ingerir bajo ningún concepto por su contenido en gluten, o con cuáles deben tener cuidado al no saberse muy bien su procedencia. Para evitar este tipo de dudas, presentamos una lista orientativa de alimentos, agrupados en función de su adecuación o no para la dieta de las personas con celiaquía.

En primer lugar, no debe iniciarse una dieta sin gluten sin haber realizado previamente una biopsia intestinal que demuestre la intolerancia al mismo, por la alteración de la mucosa. La prescripción de esta dieta, sólo porque hay sospecha de intolerancia a esta proteína o por resultado positivo en la prueba de anticuerpos específicos. La dieta debe seguirse estrictamente durante toda la vida. La ingestión de pequeñas cantidades de gluten puede producir lesión de las vellosidades intestinales, aunque no siempre estas lesiones tienen por qué ir acompañadas de síntomas clínicos.

Se eliminará de la dieta cualquier producto que lleve como ingrediente trigo, avena, cebada, centeno, espelta, triticale y/o productos derivados: almidón, harina, panes, pastas alimenticias, etc. El celíaco puede tomar todo tipo de alimentos que no contienen gluten en su origen: carnes, pescados, huevos, leche, cereales sin gluten (arroz y maíz), legumbres, tubérculos, frutas, verduras, hortalizas, grasa comestibles y azúcar.

Para tener una lista actualizada de los alimentos y marcas comerciales alimenticias que son aptas para el consumo de las personas celíacas, se recomienda acudir a las asociaciones de personas celíacas que existen en distintos puntos de España para adquirir las guías que éstas suelen publicar con esos listados renovados cada año.

Los alimentos que no contiene gluten son la leche y derivados como los quesos, requesón, nata (crema de leche), yogures naturales y cuajada. También todo tipo de carnes y vísceras frescas, congeladas y en conserva al natural, cecina, jamón serrano y jamón cocido calidad extra. Los pescados frescos y congelados sin rebozar, mariscos frescos y pescados y mariscos en conserva al natural o en aceite.

También es importante saber que alimentos no debe tomar un celiaco. Estos son el pan y harinas de trigo, cebada, centeno, avena o triticale, productos manufacturados en los que entre en su composición figure cualquiera de las harinas ya citadas y en cualquiera de sus formas: almidones, almidones modificados, féculas, harinas y proteínas, bollos, pasteles, tartas y demás productos de pastelería, galletas, bizcochos y productos de pastelería, pastas italianas (fideos, macarrones, tallarines, etc.) y sémola de trigo, bebidas destiladas o fermentadas a partir de cereales: cerveza, whisky, agua de cebada, algunos licores, etc.