Compartir

Lo primero para mantener la tapicería del coche limpia es evitar las manchas o actuar rápidamente para eliminarlas. Y es que las manchas que se perpetúan son más difíciles de limpiar. Así, recomendamos, llevar siempre en el coche, toallitas húmedas, un rollo de papel absorbente, una gamuza o un poco de jabón líquido. Con éstos productos en el coche, podremos retirar la mancha rápidamente y evitar que se seque. Luego nos será mucho más fácil limpiar la tapiceríaen profundidad, ya que parte de ella ya la hemos sacado. Además sería bueno hacer una limpieza general del coche cada dos meses, para no dejar acumular mucha suciedad.

Es bueno no acumular envases de bebidas que crees vacías sin eliminar y dentro del coche. Un frenazo y poco de líquido que siempre queda en su interior es garantía de mancha. 

Una vez dicho esto, hay que advertir que no es difícil limpiar la tapicería de un coche. Existen una serie de productos de limpieza especiales, para mantener el interior del coche en buenas condiciones. Y es bueno pasar la aspiradora de vez en cuando. De esta manera, no se acumulará mucha suciedad en la tapicería. 

Las manchas que veamos en la superficie tras aspirar la tapicería podemos eliminarlas con productos caseros, o limpiadores para el hogar. Si son manchas muy difíciles podemos utilizar espuma seca para tapicerías de coche, que la encontraremos en tiendas de repuestos. La aplicaremos y dejaremos actuar durante unos minutos, y seguidamente la retiraremos con un trapo seco.

Entre los productos caseros hay muchas variables: Para las manchas de tinta, podemos actuar con una mezcla de alcohol y agua. Mézclelas a partes iguales y aplíquelas sobre la mancha.

Otra mancha recurrente es el vómito. Debemos quitarlo inmediatamente, si no queremos que quede impregnado el olor. Además, utilizaremos abundante agua y jabón y frotaremos la mancha. Contra las manchas de café, aplicaremos agua muy fría o un hielo y un poco de limpiador para cristales. Finalizaremos aplicando agua fría.

En cuanto a las manchas de aceite o grasa -las clásicas del bocadillo viajero- , las puede eliminar con agua mezclada con un desengrasante fuerte. Si no funciona con esto, utilice un poco de benzol. Difíciles son también las de chocolate. Puedes eliminarlas tirando encima un poco de jabón líquido, y a continuación pasar un trapo humedecido en agua. ¿El maquillaje? Con un poco de desmaquillador líquido es un buen truco porque después no deja restos contra lo que pudira parecer.

¿ Y para limpiar las tapicerías que imitan la piel? Una solución mezclando agua con bicarbonato es muy conveniente y efectiva. Pondremos la solución en un trapo suave, y lo pasaremos por toda la tapicería del coche. Para terminar el trabajo, enjuagaremos los asientos con una mezcla de agua y detergente. Es muy importante, seguidamente, secarlo con un trapo seco.

Limpiar las tapicerías de cuero puede suponer un riesgo. Aconsejamos pasar un trapo seco para quitar el polvo o bien un cepillo suave, y seguidamente aplicar una crema nutritiva específica para tapicerías de cuero, que encontrará en tiendas de coches.