Compartir

Las ojeras pueden aparecer por diversos factores, desde formar parte de tu herencia genética hasta problemas hormonales asociados al cansancio. De siempre se ha dicho que si tienes ojeras es porque no duermes bien, pero una vez que aparecen, por mucho que descanses ocho horas diarias, éstas se resistirán a desaparecer de tus ojos.

No siempre es sencillo disimularlas o eliminarlas definitivamente, por eso, aquí te enseñamos cómo hacerlo. Siempre puedes recurrir a cosméticos con vitaminas y retinol, pero los remedios naturales ayudarán a que tus ojos luzcan una mirada fresca sin necesidad de gastar mucho dinero.

Uno de los remedios más extendidos es la mascarilla de pepinos. Para ello sólo tendrás que cortar unas rodajas de pepino y aplicarlas sobre tus ojos durante unos 30 minutos. Luego lávate la cara con agua fría y notarás la diferencia. Lo que hace el pepino es rebajar el hinchazon de alrededor de los ojos y refrescarlos. Repite el procedimiento tres veces por semana y cumple con tus horas de sueño, con el paso del tiempo notarás que tu mirada luce mejor.

Otro remedio casero es colocar bolsas de té frio, infusiones de manzanilla o cubitos picados envueltos en un paño sobre los ojos. La teína del té hace que se reduzca la hinchazón y el color oscuro de las ojeras. Para esto lo que debes hacer es preparar la infusión y dejarla enfriar en la nevera durante un par de horas o toda la noche. Ahora tienes dos opciones: o mojar algodón en la infusión y aplicarla a los ojos, o colocar directamente las bolsas de té en los ojos cerrados. Las infusiones y la teína contienen multitud de propiedades medicinales. Como con el pepino, deja actuar las bolsas durante media hora.

Alimentos como la patata y la fresa también son efectivos para quitar las ojeras. En el primer caso, corta en pequeños trozos una patata cruda y coloca los trozos en una gasa. Dejala actuar sobre tus ojos. Si prefieres puedes aplicar la patata directamente al ojo, cortándola en rodajas como en el caso del pepino.

En el caso de la fresa haz un puré con su pulpa y déjalo enfriar. Después aplícalo directamente en las ojeras y déjalo actuar durante media hora o más. Luego quítate los restos con agua fría. 

Con el fin de que estos remedios resulten efectivos, repítelos de manera periódica e intenta descansar bien durante las noches. También puedes optar por utilizar cosméticos para reducirlas e intercalarlas con estos remedios caseros. Con el paso del tiempo notarás la diferencia.