Quantcast

Cómo quitar manchas de grasa

Hacer la colada puede parecer sencillo, pero hay veces que se nos complica cuando nos damos cuenta que no ha salido limpia del todo. Por eso, aquí queremos enseñar unos trucos para saber cómo quitar manchas de grasa de manera sencilla.

A veces pensamos que la única solución para estas manchas de grasa es frotar a mano con ayuda de nuestro detergente habitual, pero no siempre tiene que ser así. En esta ocasión, tan solo necesitarás tres cosas.

En primer lugar, detergente para vajilla. ¿Por qué éste y no uno de lavadora? Porque por lo general es más suave y menos agresivo, por lo que cuidarás más las prendas. Si tienes uno incoloro, mejor que mejor, así te aseguras que el limpiador no va a machar la ropa, pero si no lo tienes, lo mejor es diluirlo en agua.

En segundo lugar necesitas vino blanco o en su defecto, vinagre, ya que ayudan a eliminar las manchas más rebeldes, y por último unos guantes de goma para protegerte las manos. Aunque los productos no sean muy fuertes, siempre conviene tener cuidado.

Teniendo en cuenta lo dicho hasta ahora, ya estamos más cerca para saber cómo quitar manchas de grasa en nuestra ropa.

Ahora, lo primero que hay que hacer es extender la prenda de ropa sucia y cubrir solo la zona manchada con el detergente para la vajilla antes mencionado. Usando los dedos, hay que esparcir el detergente sobre la tela hasta observar que la mancha comienza a desaparecer. Esto parece raro, pero la mayoría de los detergentes para vajilla absorben muy rápido la grasa.

Una vez que esta fase esté completada, es el momento del vino o del vinagre, con el que enjuagarás la zona cubierta con el detergente. Una vez que ésta ya está limpia de detergente, conviene pasarla nuevamente por agua y lavarla normal en la lavadora.

Pero, ¿cómo quitar manchas de grasa más resistentes? Si con una vez no es suficiente, se puede repetir el proceso varias veces hasta lograr que quede limpio por completo. Eso sí, nunca se deberá hacer más de cinco veces, ya que podemos dañar ropa.

No obstante, antes de frotar la ropa con estos productos es conveniente leer las instrucciones de la prenda en cuestión para asegurarse de que no se puede dañar.

Si todo lo anterior no te ha servido y sigues sin saber cómo quitar manchas de grasa en la ropa, siempre queda la opción del polvo de talco. Es muy buen absorbente de grasa, por lo que deberás esparcir un poco sobre la superficie manchada, dejar un rato y después cepillar. Seguro que una u otra manera te ayuda para acabar con las manchas más difíciles.

Comentarios de Facebook