Compartir

Todos los expertos en nutrición son unánimes en decir que nuestra alimentación debe ser variada, que el plato debe ser muy colorido y tener buenas proporciones de todos los grupos alimentares; carbohidratos, proteínas y grasas beneficiosas. Este es el “gran secreto” de la alimentación saludable, capaz de ofrecer todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo sin exagerar en las calorías.

Para conseguir este objetivo, hay un truco más: combinar algunos alimentos correctos para aumentar aún más la absorción y aprovechamiento de los nutrientes, como es el caso del hierro y la vitamina C. Los alimentos ricos en esta vitamina son capaces de aumentar la absorción del hierro en el organismo.

Conoce, a continuación, las mejores combinaciones de alimentos para ganar nutrientes:

Tomate + Aceite: Las grasas mono y polliinsaturadas presente en el aceite permiten mayor absorción del licopeno, antioxidante presente en el tomate. El licopeno es un carotenoide famoso por combatir los radicales libres responsables por el envejecimiento precoz y por el surgimiento de enfermedades como el cáncer.

Otra forma de mejorar el aprovechamiento del licopeno del tomate es consumir salsas hechas con el alimento: las altas temperaturas a que el tomate es sometido para preparar las salas rompen las membranas que liberan el antioxidante, favoreciendo su contacto con la pared intestinal. Nada más saludable que unos macarrones integrales con salsa de tomate natural y un chorro de aceite.

Carne + naranja: la naranja es una excelente fuente de vitamina C y la carne roja es una buena fuente de hierro. Si consumidos juntos, mejorarás el aprovechamiento del mineral. La unión es muy importante sobre todo cuando la fuente de hierro es de origen vegetal, la vitamina C es indispensable para la absorción del nutriente.

Papaya + linaza: pareja infalible contra el estreñimiento. Ambos auxilian el buen funcionamiento del intestino; la papaya es rica en fibras, sales minerales y betacaroteno, la linaza es fuente de fibras solubles/insolubles que aumentan el bolo fecal.

Piña y hierbabuena son geniales para auxiliar la digestión.

Leche + plátano: combinación ideal para el desayuno o merienda de la tarde. El plátano es rico en carbohidratos, vitaminas B6, potasio, fosforo encuentro la leche es fuente de proteínas y calcio. Juntos refuerzan el sistema inmunológico, la elasticidad de los músculos y el fortalecimiento de la estructura ósea.