lunes, 10 agosto 2020 4:38

Ideas para vestir ropas de crochet

En cuanto en los años 70 el crochet era esencial para el vestuario de los hippies, en sus gorras, bolsas, blusones y jerséis coloridos, actualmente el crochet ha ganado más versatilidad y puede ser usado tanto en prendas más rusticas, como en prendas más elegantes y refinadas. La diferencia esta básicamente en la trama, composición, color y materia prima involucrada en la confección de la ropa.

Las tramas más abiertas, por ejemplo, son sinónimo de sensualidad y puede ser usada en clubes, playas, cruceros junto a bañadores. Las tramas de crochet más cerradas pueden hacer parte de un look más elegante, en prendas más estructuradas y combinadas con blazers, zapatos, prendas de sastrería o en accesorios.

Para crear un visual “boho chic”, nada mejor que aliar el crochet a shorts jeans, faldas de tela, vaqueros, americanas o blazers que actualicen el visual. Las faldas de crochet pueden ser usadas con blusas de tela fina o chaleco de cuero, por ejemplo.

Los jerséis de crochet son clásicos, así como los cardiganes y suéteres, ambos ideales para días de temperatura más amena.

El truco ideal para componer bonitos looks con crochet es, después de elegir la prenda, complementar la ropa con elementos básicos y accesorios modernos. Puedes mezclar una blusa de crochet con una camiseta de tirantes finas por debajo para estar más cómoda en cualquier sitio. Complemente con unos vaqueros básicos ajustados o shorts jeans.

La rusticidad del crochet queda genial con colores fuertes. Otra excelente opción es mezclar el crochet de las faldas con camisas de seda o con camisetas divertidas. En los pies, no te olvides los botines, manoletinas o sandalias sin tacones sofisticadas.

Si quieres usar el crochet para ir al trabajo, lo mejor es usarlo en una chaleco, bolero o chaquetilla complementando vestidos, faldas y camisas con tonalidad neutra o terrosa. Para salidas nocturnas, puedes lucir un bonito vestido de crochet en colores oscuros, largos o cortos, sumados a accesorios refinados y discretos.

El secreto básico es equilibrar el aspecto rustico del crochet a elementos densos, pero delicados, como jeans y cuero, por ejemplo.

Artículos similares