Compartir

Con el cambio de la estación tus ropas de verano no tienen necesariamente que desaparecer de tu vestuario. Hay algunos trucos de moda muy útiles capaces de crear mezclas y combinaciones que unan elementos y prendas de verano y también invierno para que estés siempre guapa, bien vestida y dentro de las tendencias fashion.

El truco es usar las prendas de verano con elementos y complementos más pesados.

La primera sugerencia es el shorts jeans corto, fue hit absoluto del verano 2013 y puede seguir acompañándote en tus aventuras diarias. Tanto el shorts estilo boyfriend, como lo de sastrería, cintura alta o las llamadas cropped pants pueden ser perfectamente combinados con medias. Eso sí, utilice medias gruesas o estilo 7/8 que te mantendrán caliente y protegida del frio sin perder tu estilo. Complementa el look con un jersey o un suéter o un abrigo y una bufanda.

Otra tendencia de moda de este verano fueron las prendas con inspiración navy, estilo náutico, así como las tonalidades suaves, estampados románticos, cuadros, superposiciones y animal print. Todas están tendencias siguen en alta y pueden ser siendo utilizadas para las próximas temporadas, sepa cómo:

Los vestidos frescos, de estampado romántico o floral quedan geniales combinados medias gruesas y abrigos pesados, chaleco de piel sintética, jerséis, americana jeans o cuero. El resultado contrastante de prendas delicadas con otras menos sutiles es realmente interesante.

En otoño e invierno, los colores sobrios y oscuros son protagonistas. Pero mezclar los colores vibrantes del verano en este contexto puede resultar en combinaciones más alegres. Basta elegir colores que “conversen”, que combinen y tengan sintonía.

Los abrigos, chaquetas, chalecos serán sus mayores aliados. Mézclalos con tu prenda veraniega favorita sin miedo. Los vestidos coloridos sobrepuestos con otras prendas de tonalidades neutras o cuyo color aparezca en algún accesorio o complemento también son ideas geniales.

Con estas tips sencillas serás capaz de crear los más diferentes looks de invierno; es una excelente oportunidad de sacar provecho de aquella prenda que compraste en las rebajas de verano y que aun no tuviste tiempo de estrenar.