Compartir

Los años pasan, pero hay cosas que se mantienen inalterables. El glamour de Hollywood volvió a estar presente en la apertura de la Mostra de Venecia 2013 gracias a George Clooney, impecable de esmoquin, y Sandra Bullock, radiante en rojo pasión.

Ambos presentaban película fuera de concurso; 'Gravity', de Alfonso Cuarón. Pero eso no fue impedimento para que George y Sandra acaparasen los flashes a su paso, rodeados de un enjambre de fotógrafos, curiosos y fans.

Y claro, George Clooney, todo un experto en el marketing más 'hoollywoodiense'; no paró de firmar autógrafos, dedicar miraditas seductoras a las cámaras y sonreír en todo momento. Como pez en el agua. Y de Giorgio Armani, impecable.

Algo más “tirante” se encontraba su 'partenaire' femenina. A pesar de que Sandra Bullock brilló con su vestido rojo de J Mendel en rojo pasión, con escote palabra de honor y acabado en un lazo; no estaba del todo cómoda en la alfombra roja. Quizás fue por culpa de sus sandalias negras de Roger Vivier, que apenas la dejaban dar pasitos debido a su enorme tacón…

También protagonista fue, aunque sin querer, la modelo brasileña Natalia Borges, que dejó al descubierto su ropa interior debido a una apertura traicionera en la raja de su falda…

En cuanto al resto de 'celebrities' nos quedamos con Carrie Fisher, de nuevo de moda por 'Star Wars'; con el (casi) triunfal look en blanco de la bella Virginie Ledoyen y la jaula de pájaros que llevaba Marina Ripa Li Meana (no es broma) en su cabeza. Una alfombra roja para no olvidar, sin duda…