Compartir

Pues ni es una cadena de hoteles, ni es una broma y lo de que no lleven fotos es lógico, porque los roulette no son un tipo de hotel, apartamento o alojamiento, es una forma de viajar, una forma de crear una nueva aventura. Eso sí, tienes que estar abierto a nuevas experiencias y a dejarte sorprender.

¿Cómo funciona?

Se ha extendido la forma genérica de llamarlos roulette, pero en realidad en un sistema de alquiler de alojamientos denominado pool de hoteles. En España podemos encontrar muchos, Tp, Fortuna, Surprize, Roulette, etc.

El sistema es sencillo, entras en una página donde ofrezcan este tipo de alojamiento, decides cuál va a ser tu destino vacacional, (hay muchas zonas de España y de otros destinos europeos e internacionales que han apostado fuerte por esta fórmula), y decide qué quieres y por cuánto lo quieres. A partir de ahí, ellos te proponen unas características que siempre están bajo contrato: la categoría del hotel, ciertos servicios, el régimen y la zona. ¿Qué es lo diferente? No sabrás cuál es tu destino hasta ¡48 o 72 horas antes de entrar en tu hotel!

¿Por qué elegir roulette?

Sobre todo porque puedes encontrar ofertas magníficas, muchos hoteles y alojamientos de calidad se han apuntado a estas ofertas. Algunos consumidores de vacaciones no quieren arriesgarse, sobre todo porque van con niños y les preocupan las condiciones en las que van a estar los hoteles. Es cierto, es arriesgado, pero solo hasta un punto, siempre las ofertas están reguladas y sujetas a las mismas condiciones que una oferta normal, por lo que tienes la garantía de: la categoría del hotel, la zona, los servicios prestados, y siempre tendrás a tu agencia para comunicarte en todo momento si tienes algún problema.

Los pool de hoteles o roulette están de moda este verano. Si quieres ahorrar en el alojamiento y te gusta la aventura, -y si además sueles tener algo de suerte- ésta, sin duda, ¡es tu opción!