Quantcast

Las ventas de Nextil caen un 28,6% a junio por el Covid-19

Nextil, grupo textil propietario de marcas como Treiss, EFA, Ritex, SICI93, Playvest, Anna Llop o Dogi, cerró el primer semestre del año con una caída de las ventas del 28,6%, hasta los 34,8 millones de euros por el impacto del coronavirus, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la firma ha destacado que la mayoría de sus clientes no han cancelado los pedidos, ya que existe una “relación comercial consolidada y bien articulada”, pero han tenido que ser retenidos hasta la apertura de los mercados europeo y asiático.

De esta forma, en las últimas semanas se ha detectado una reactivación en los pedidos, sobre todo en la categoría de lencería y baño, por lo que se espera una leve recuperación de las ventas en el último semestre del año.

La multinacional ha logrado mantener un resultado bruto de explotación (Ebitda) positivo de 1,4 millones de euros en el primersemestre del año, lo que supone un 51% menos frente a los 2,9 millones de euros del mismo periodo del ejercicio precedente, a pesar de que gran parte de la actividad comercial se encuentra paralizada desde febrero en algunos mercados, como Italia o Asia, debido a la expansión del coronavirus.

Sin embargo, el resultado operativo arroja una saldo negativo de 5,9 millones de euros debido fundamentalmente al impacto de 3,6 millones de euros como resultado de los test de deterioro realizados en Treiss. Respecto a la deuda financiera neta, a 30 de junio se situaba en 40,5 millones de euros, seis millones por debajo de la cifra al cierre del ejercicio 2019.

Por unidades de negocio, la facturación en la de prendas fue de 19,8 millones de euros, un 26,1% menos, fundamentalmente por los efectos de la pandemia y el abandono del sector ‘fast-fashion’. Sin embargo, en el segmento del lujo la cifra de negocio creció un 29%, hasta los 15,5 millones de euros.

La unidad de tejido registró una caída de las ventas del 31,7% y un Ebitda negativo de 1,1 millones de euros, lo que supone una mejora de 500.000 euros respecto al mismo semestre de 2019, gracias a las medidas implementadas para mejorar la estructura del grupo y la optimización de procesos, que han logrado mitigar los efectos de la pandemia.

Comentarios de Facebook