Quantcast

UGT suscribirá el acuerdo de teletrabajo de los funcionarios

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT (FeSP) ha afirmado que suscribirá el acuerdo para desarrollar el teletrabajo en las administraciones públicas “porque garantiza un marco general básico, adecuado y garantista”, según ha señalado en un comunicado.

Para el sindicato, el texto propuesto por el Gobierno en la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas recoge requisitos fundamentales que el sindicato ha exigido durante la negociación, como que el coste fuese asumido por las administraciones y que se incluyese a todos los empleados públicos.

Asimismo, ha resaltado que en el acuerdo se garantiza la atención presencial y directa a la ciudadanía cuando sea precisa y que para los trabajadores tiene carácter voluntario y reversible e incluye aspectos como el derecho a la desconexión.

La regulación de esta modalidad de teletrabajo se hará a través de un nuevo artículo en el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), estableciendo un común denominador para todas las administraciones públicas y sus empleados, que se podrá desarrollar después, previa negociación colectiva en cada sector y territorio.

Además, la organización sindical ha señalado que el texto regula el teletrabajo de forma “estable, permanente y estructural” en el funcionamiento normal de las administraciones, al margen de situaciones coyunturales. El acuerdo deberá ratificarse el próximo lunes, en un nuevo encuentro de la Mesa General de Negociación de las administraciones públicas.

El Consejo de Ministros del próximo martes prevé aprobar la regulación del teletrabajo, con la nueva Ley del Trabajo a Distancia para el ámbito privado y la modificación del texto refundido del Estatuto Básico del Empleado Público en el caso de la Administración Pública, según fuentes de la negociación.

En lo que respecta a la Ley del Trabajo a Distancia, el borrador presentado hace unos días por el Gobierno elevaba del 20% al 30% el porcentaje sobre lo que se considera trabajo a distancia de carácter regular, frente al 20% inicial.

Se plantea que el teletrabajo sea voluntario y reversible, tanto en el ámbito privado como en el público, para el que está previsto que los empleados públicos que opten por esta modalidad tengan los mismos derechos y deberes en función de las normas que se dicten en desarrollo del Estatutos, entre otros puntos.

Comentarios de Facebook