Quantcast

Francia recauda 2,786 millones en la subasta de espectro para el 5G

El Gobierno francés ha recaudado un total de 2.786 millones de euros de los operadores de telecomunicaciones en la subasta de 310 MHz de espectro en la banda de 3,4-3,8 GHz, clave para el desarrollo de la nueva tecnología móvil 5G, que había tenido que posponer por la pandemia del Covid-19.

En un comunicado, la Autoridad Reguladora de las Comunicaciones Electrónicas y Postales de Francia (Arcep por sus siglas en francés) ha informado de la conclusión de la subasta tras 17 rondas y en la que han participado Bouygues Telecom, Free Mobile, Orange y SFR.

En concreto, al final de la subasta los operadores han pagado un precio unitario de 126 millones de euros por cada uno de los once bloques de 10 MHz que se han subastado. En concreto, Orange se ha quedado con cuatro bloques, SFR con tres y Bouygues Telecom y Free Mobile con dos cada uno.

Además, recuerda que las cuatro compañías ya obtuvieron en una primera fase un bloque de 50 MHz por 350 millones de euros cada una a cambio de cumplir ciertos compromisos cuando fueron elegidos el pasado 2 de abril para participar en este proceso.

De esta manera, Orange se convierte en el operador que más espectro ha conseguido, con 90 MHZ a un precio total de 854 millones de euros, seguido de SFR, que obtiene 80 MHz por 728 millones de euros. Por su parte, Bouygues Telecom y Free Mobile pagarán cada uno 602 millones de euros por 70 MHz.

Un vez concluido este proceso, se celebrará este mes de octubre una subasta de posicionamiento para determinar la parte concreta de la banda que se asignará a cada uno de los operadores, tras lo cual tendrá lugar la adjudicación de las licencias en función de sus preferencias.

Arcep ha completado finalmente la subasta de los 11 bloques restantes que quedaban por asignar en esta banda de frecuencias, que estaba inicialmente prevista para finales del mes del abril, pero que tuvo que ser pospuesta por las medidas “sin precedentes” de confinamiento adoptadas para frenar la expansión del coronavirus.

Esta segunda fase ha consistido en una subasta en multi-ronda de las frecuencias que quedaban disponibles, divididas en bloques de 10 MHz, con una precio inicial de 70 millones de euros por bloque. Todos los ganadores tenían que tener un mínimo de 40 MHz y un máximo de 100 MHz.

Para la asignación de los 310 MHz de espectro habilitados en esta banda de 3,4-3,8 GHz, la autoridad francesa ha diseñado un mecanismo que no se basaba únicamente en las ofertas financieras presentadas por los operadores.

De hecho, en la primera fase del proceso los operadores aceptaron varios compromisos relacionados con impulsar la competitividad de otros sectores de la economía francesa con el 5G, así como la innovación y la competencia; la cobertura en interiores; el suministro de productos de acceso fijo en redes móviles, y una mayor transparencia.

Comentarios de Facebook