Quantcast

La tecnológica Orizon prevé elevar un 35% sus ventas en 2020 pese a la crisis del Covid-19

La compañía tecnológica española Orizon prevé cerrar el ejercicio 2020 con un crecimiento de sus ventas de un 35%, a pesar de que las condiciones del mercado se están viendo “muy impactadas” por las limitaciones que ha impuesto la crisis sanitaria del Covid-19, según ha anunciado la empresa en un comunicado.

Las previsiones de la compañía apuntan a acabar el ejercicio con la firma de contratos por un valor de 1,8 millones de euros “solo un año después de hacer evolucionar de manera notable su tecnología”, desarrollada internamente y en la que ha invertido dos millones de euros.

Orizon remarca que mantiene sin cambios las cifras de su plan de negocio para los próximos dos años, “siempre y cuando el mercado mantenga unas condiciones similares a las actuales a pesar de la crisis del Covid-19”.

En concreto, la empresa prevé alcanzar siete millones de euros de ventas en 2021 y llegar a los trece millones de euros en 2022. Por lo que respecta a los recursos humanos, las previsiones para este año contemplan un crecimiento del 40% y acabarlo con un equipo de 35 profesionales.

Igualmente, la empresa ha adelantado a este ejercicio su plan de internacionalización que tenía previsto desarrollar durante 2021, “debido al interés que ha despertado su tecnología, básicamente en Latinoamérica”, y prevé que el año próximo entre un 15% y un 20% de su negocio provenga de fuera de España.

El consejero delegado de Orizon, Ángel Pineda, ha remarcado que las dificultades que ha creado en el mercado la pandemia del Covid-19, tales como restricciones presupuestarias, recortes en la contratación de recursos tecnológicos o las propias limitaciones a las relaciones personales, les hicieron temer “un escenario mucho más restrictivo para el desarrollo del negocio”.

“Pero lejos de ello, ha sido todo un test para poner a prueba la robustez de nuestra oferta y el valor que aporta a las organizaciones. Aun así, esperemos que esta situación tenga un final y todos podamos volver a un escenario de normalidad, tanto personal como profesionalmente”, ha incidido.

Orizon comercializa su propia tecnología para eliminar los problemas de rendimiento tecnológico, denominada BOA, y una metodología también desarrollada internamente. La compañía enfoca su actividad hacia grandes organizaciones con unas inversiones mínimas en Tecnologías de la Información (TI) de entre 300 y 400 millones de euros al año.

Actualmente, ya está siendo utilizada por grandes instituciones financieras de España. De hecho, Orizon gestiona ya más de 500 millones de procesos de negocio en el sector bancario, y ha conseguido, por ejemplo, reducir los tiempos de respuesta, tanto de ordenadores centrales como de sistemas abiertos, en un 25% y ahorros de costes de hasta un 40%.

Comentarios de Facebook