Quantcast

Los técnicos de Hacienda piden incluir un cuerpo superior técnico en los Presupuestos para la evasión fiscal

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han solicitado la inclusión de un cuerpo superior técnico en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 para erradicar la evasión fiscal, ya que esta es la causa de la mitad de la pérdida de ingresos.

En opinión de Gestha, este cuerpo debería permitir un aumento de las funciones y responsabilidades de los técnicos del Ministerio de Hacienda para mejorar el funcionamiento independiente de la Agencia Estatal de Administración Tributaria y conseguir un control del gasto público más eficaz.

Los técnicos de Hacienda consideran que el proyecto de ley de los presupuestos debe apostar por el refuerzo de la lucha contra el fraude fiscal, mediante medidas organizativas y operativas, pues el diferencial de la evasión de España respecto a la media europea provoca una pérdida de unos 31.800 millones de euros en impuestos y cuotas a la Seguridad Social, siendo la economía opaca española un 65% mayor que la media europea.

En concreto, España ocupa el décimo puesto en el ranking de mayor tasa de fraude europeo y la sexta posición de los 19 países de la zona Euro.

Por otra parte, con las medidas tributarias del proyecto de ley de presupuestos, Gestha estima que se necesitarían entre 14 y 18 años para equiparar la presión fiscal española a la media europea, después de que el Gobierno haya estimado un aumento impositivo próximo a los 4.000 millones de euros.

IMPACTO DEL 0,5% CON LA SUBIDA DEL IRPF

Gestha considera que la subida del IRPF tendrá un impacto de solo un 0,5% de los 94.196 millones de euros que el Gobierno espera recaudar por este impuesto en 2021, ya que el Ejecutivo se ha limitado a aumentar la tributación al 0,17% de los mayores declarantes de rentas superiores a 300.000 euros y a 200.000 euros de rentas del capital.

En cuanto al impuesto de Sociedades, los técnicos calculan que los grandes grupos empresariales que venden más de 40 millones de euros al año acaparan el 84% de los dividendos y plusvalías exentos, después de que el Gobierno haya anunciado que rebajará la exención total en cinco puntos para dejarla en el 95% en esta primera fase, por lo que 6.678 millones se llevarán a la base imponible, y prevé una recaudación de 1.520 millones.

No obstante, Gestha lamenta que no se haya incluido el establecimiento de un tipo mínimo del 15% para los grupos empresariales, y el 18% para la banca y empresas de hidrocarburos como se preveía en el plan presupuestario de enero, pues en 2019, antes de la pandemia, las compañías ingresaron 21.000 millones de euros menos al año que en 2007, siendo el único impuesto que no ha recuperado la recaudación de 2007 antes de la pasada crisis económica, y sigue desplomada en un 47%.

IMPUESTO DE PATRIMONIO

Respecto al impuesto de Patrimonio, los técnicos sostienen que la subida de un punto para los patrimonios de más de 10 millones de euros que recogen las cuentas para 2021 únicamente se aplicará en las comunidades que aplican la escala del gravamen estatal de Aragón, Murcia, Valencia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Canarias y La Rioja, que además a partir de 2020 ha suprimido la bonificación general del 75% que tenía vigente desde 2018 después de elevarla desde el 50% aprobada en 2015.

“Esto deja fuera de esta medida a la mayor parte de las grandes fortunas, pues en estas Comunidades de régimen común residen un tercio (33%) de los declarantes del Impuesto de Patrimonio que acaparan una cuarta parte (26%) del patrimonio total”, añaden.

Gestha coincide con la ministra en la necesidad de realizar una reforma de la financiación autonómica y de la cesta de impuestos cedidos a las Comunidades Autónomas, como el de patrimonio y el de sucesiones y donaciones, para frenar la caída de la recaudación por la actual competencia fiscal a la baja por parte de algunas Comunidades Autónomas, ante la que proponen armonizar los límites máximos y mínimos de las escalas, deducciones y bonificaciones establecidos por algunas regiones.

“Las medidas tributarias que recoge este proyecto de ley afectarán a un número limitado de contribuyentes, que apenas mejoran la suficiencia, progresividad y equidad de nuestro sistema fiscal. Tal vez los problemas económicos y sociales surgidos en este contexto hagan que sea oportuno impulsar el debate y acuerdo social para una reforma tributaria integral”, ha destacado el secretario general de Gestha, José María Mollinedo.

Comentarios de Facebook