martes, 29 septiembre 2020 17:15

El superávit por cuenta corriente cae un 47% en junio por el impacto del Covid en el turismo

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un superávit de 2.000 millones de euros en el mes de junio, un 47,3% por debajo del superávit de 3.800 millones del mismo mes del año anterior, como consecuencia del impacto del Covid-19 en los bienes y servicios, especialmente en el turismo.

Así, según los datos publicados este lunes por el Banco de España, el déficit del mes de junio se debe, entre otros factores, a la cuasi desaparición del superávit del turismo, que se situó en 20 millones de euros, frente a los 5.200 millones de euros de un año antes.

Pese a ello, la cifra de junio de este año mejora los datos de abril y mayo, meses en los que los ingresos y pagos del turismo fueron nulos por el cierre de fronteras ligado a la pandemia del coronavirus.

La balanza de bienes y servicios, que incluye el turismo y los viajes, registró un superávit en junio de 2.500 millones de euros, frente al superávit de 4.900 millones del mismo mes de 2019.

Las rentas primarias y secundarias, (rentas de trabajo, de la inversión, impuestos sobre producción y la importación y subvenciones) y secundaria (transferencias personales, impuestos corrientes, cotizaciones y prestaciones sociales, etc.) registraron en junio un déficit de 500 millones de euros, la mitad que en el mismo mes de 2019.

Por su parte, la cuenta de capital mostró un superávit en 300 millones de euros, la misma cifra que en junio del año anterior. Con ello, las cuentas corriente y de capital, que determinan la capacidad o necesidad de financiación de la economía, presentaron un saldo positivo (capacidad) de 2.300 millones de euros, frente a los 4.100 millones del año pasado.

SUPERÁVIT DE 300 MILLONES EN EL PRIMER SEMESTRE

En el conjunto del primer semestre, la balanza por cuenta corriente alcanzó un superávit de 300 millones de euros, frente al superávit de 8.600 millones del mismo periodo del año pasado.

Ello fue consecuencia del desplome en un 64,1% del superávit de la balanza de bienes y servicios, hasta los 5.600 millones, ya que la rúbrica de turismo y viajes redujo su superávit de 21.200 millones a 4.800 millones. Por su parte, las rentas primarias y secundarias mostraron hasta junio un déficit de 5.300 millones de euros, inferior al saldo negativo de 7.000 millones del mismo periodo de 2019.

Entre enero y junio, la cuenta de capital redujo su superávit en 100 millones, hasta los 1.400 millones, que sumados al saldo positivo de la cuenta corriente, arrojaron un superávit conjunto de 1.700 millones de euros. Así, la evolución del turismo por la crisis del Covid ha llevado a pasar de una capacidad de financiación de 10.100 millones en los seis primeros meses de 2019 a tener en el mismo periodo de este año una capacidad de financiación bastante inferior, de 1.700 millones.

En términos acumulados de 12 meses, la capacidad de financiación de la economía española se situó en 20.200 millones, por debajo de los 27.600 millones alcanzados hasta junio de 2019.

SALIDA DE CAPITALES

Por otro lado, entre enero y junio España registró una salida de capitales por valor de 48.800 millones de euros, frente a las salidas de 18.000 millones del mismo periodo del año anterior.

Solo en junio salieron de España 10.100 millones de euros, frente a los 8.100 millones que salieron en igual mes de 2019.

La salida o entrada de capitales es un saldo que resulta de tener en cuenta lo que los residentes españoles invierten fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España en ese mismo periodo.