Quantcast

El sector del ibérico confía en salvar la campaña de Navidad

Las empresas del sector del ibérico se han mostrado confiadas en poder salvar la inminente campaña de Navidad, que está marcada por la incertidumbre provocada la crisis sanitaria del coronavirus y de las posibles restricciones y confinamientos, en la que está en juego alrededor del 40% de las ventas del sector.

En concreto, esta industria, uno de los sectores afectados por la crisis sanitaria debido el impacto que ha tenido el cierre del canal Horeca, su principal vía de venta, encara una campaña navideña atípica por la incertidumbre que genera el coronavirus.

El director comercial de Osborne, Rafael Magallón Sangüesa, ha reconocido a Europa Press que la firma afronta una campaña de Navidad “muy atípica, precisamente por esa incertidumbre cada vez mayor que está provocando el coronavirus”, consciente de que está en juego el 50% de sus ventas.

Sin embargo, desde Osborne encaran estos meses con “ilusión”. “Pensamos que el consumo en el hogar se va a mantener con un consumo en casa, mucho más estacional, que gana muchísima importancia en nuestras ventas”, ha explicado.

Mientras, el director comercial nacional e internacional de Covap, Rafael Guerrero Garrido, califica de “atípica” esta campaña, en la que también se acusará la ausencia de comidas y cenas de Navidad de las empresas, donde el “jamón de bellota ibérico era un claro protagonista”.

“El consumidor estará más en casa y aumentará el consumo de productos como el jamón, aunque la difícil situación económica por la que ya están pasando las familias hará que el precio y la oferta sea un ‘driver’ clave en la elección en este tipo de productos”, ha reconocido a Europa Press.

Guerrero anima a los consumidores a disfrutar de productos ibéricos en esta campaña “rara” para ayudar a la industria. “Una campaña buena es lo mejor que le puede pasar al sector, ya que generaría confianza para los próximos meses y evitaría un desplome de precios por exceso de oferta en algunos operadores”, ha reconocido.

En este sentido, la directora de Comunicación de Fisan y tercera generación familiar, Eva Sánchez, comparte también la incertidumbre que se vive en el sector, pero destaca que sus clientes se han mostrado “muy fieles” en estos momentos, subrayando la compra en la charcutería, que “está teniendo una buena demanda”.

IMPACTO POR MENORES VENTAS EN RESTAURACIÓN.

Sin embargo, Sánchez reconoce a Europa Press que se resentirá el consumo en la hostelería por los cierres totales y parciales aunque confía en que sea menos que en marzo. “Nuestra previsión de la campaña de Navidad es esperanzadora, si bien con un peso mayor de ventas en las charcuterías”, ha destacado.

Por su parte, el presidente de Señorío de Montanera, Francisco Espárrago, asegura que su compañía afronta esta Navidad con “optimismo”. “Estamos muy motivados y emocionados tanto con las novedades, como con los productos de siempre. Intentamos compartir ilusión con quienes nos rodean, aunque sea manteniendo la distancia dentro de nuestros respectivos hogares”, ha señalado.

“Esperamos una mejora sustancial en las ventas a particulares, pero las cuentas a finales del año van a resultar irremediablemente menoscabadas por el impacto de la hostelería y el mercado internacional. Sí que podemos vaticinar que una buena campaña de Navidad nos ayudará a implementar una adecuada estrategia de cara a 2021 para continuar superándonos”, ha indicado.

Asimismo, el director general de Extrem Puro Extremadura, Francisco Ruiz de la Torre, ha reconocido que ya están empezando de “manera algo tímida” a tener reservas que “despejan, algo, el panorama actual de incertidumbre”.

“Creemos que los clientes sí realizarán pedidos, porque en periodos difíciles como el que vivimos, ¿Quién no quiere darse un capricho? Esperamos que las ventas se acerquen, al menos, a la misma cifra del año pasado y, si fuera así, cubriríamos sobradamente las expectativas”, ha explicado.

INSTAN AL GOBIERNO A ADOPTAR MEDIDAS DE APOYO A LA HOSTELERÍA

Además, desde Osborne piden a la Administración que tome las medidas necesarias para apoyar a la hostelería, un sector “que se ha esforzado por poner todo lo necesario para garantizar la seguridad de todos sus clientes favoreciendo las reuniones de pequeños grupos de manera controlada y respetando las medidas de seguridad recomendadas”.

Mientras, la cooperativa Covap insta al Ejecutivo a establecer ayudas para evitar la quiebra del canal Horeca, que es un “pilar de la economía”.

“Debería establecer estímulos al consumo en estos negocios, para que puedan recuperarse lo antes posible una vez salgamos de la crisis sanitaria”, han señalado, al tiempo que han avisado de que los controles de cumplimiento de la Norma del Ibérico deben ser ahora lo “más exhaustivos posible” para impedir que se compita de distinto modo o que el consumidor sea confundido en su compra.

Por su parte, el presidente de Señorío de Montanera, Francisco Espárrago, solicita un “criterio claro” en las medidas a adoptar, además de transmitir “esperanza” con medidas como la congelación de algunos impuestos, ayudas al alquiler, moratoria de préstamos, ERTE “generosos y flexibles”, contratando más personal sanitario, integrando y potenciando la colaboración del sistema público de salud con la sanidad privada.

En esta misma línea, Ruiz de la Torre (Extrem Puro Extremadura) también pide al Ejecutivo adoptar “medidas concretas”. “En esto, debemos estar todos a una, para que el resultado final sea el mejor posible, lo antes posible”, ha recalcado.

NUEVOS FORMATOS Y PRODUCTOS

De esta forma, las empresas españolas no dudan en animar a los consumidores españoles a que incluyan esta Navidad productos ibéricos en sus mesas o regalen alguno de ellos, una tendencia que están percibiendo que va aumentado con la demanda de ‘packaging’ exclusivos y personalizados.

“Además, más que nunca podremos regalar salud, exquisitez a nuestros seres queridos más directos en todo tipo de formato. Será el regalo perfecto”, recuerda Eva Sánchez.

Comentarios de Facebook