miércoles, 23 septiembre 2020 22:04

Sánchez-Prieto advirtió que “hay que estar preparado para lo que vendrá”

No es optimista de cara al otoño y al invierno hasta que no haya un “verdadero avance” contra la enfermedad

El presidente y consejero delegado de Vueling y próximo presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, ha defendido este jueves la posición de la compañía de estar preparados y ser “prudentes” por si tras la crisis son “más pequeños” ante una caída de la demanda de viajes.

“El objetivo no es ser más pequeños. No es el escenario al que aspiramos”, ha señalado el presidente durante su intervención en la Asamblea General Extraordinaria organizada por Exceltur este jueves en Palma, donde se han congregado empresarios turísticos de España para debatir sobre el impacto de la pandemia en el sector.

Las palabras de Sánchez-Prieto se producen tras las declaraciones del presidente de Iberia, Luis Gallego, el pasado mes de junio cuando advirtió que la aerolínea será una compañía más pequeña los próximos 5 años por el impacto de “la peor crisis de la historia de la aviación”.

Según ha admitido Sánchez-Prieto, a corto plazo, desde la compañía viven “con la angustia” de ver cómo la demanda ha caído drásticamente a causa de la pandemia, lo que ha derivado en que tengan que adaptar los medios de producción a la existente. Por ello, ha insistido en buscar y trabajar en la seguridad, ya que, en su opinión es lo que dará un alivio en el corto plazo al sector turístico hasta que se encuentre una solución a la pandemia.

Además, ha reconocido que en este contexto han tenido que arriesgar y tratar de dinamizar la demanda tomando riesgos e impulsando ofertas llamativas. “No soy especialmente optimista de cara al otoño y al invierno hasta que no haya un verdadero avance en el tratamiento de la enfermedad o en que se desarrolle una vacuna que permita que los niveles de contagios actuales se controlen.

A medio y largo plazo, Sánchez-Prieto ha propuesto trabajar en la reactivación eficiente del turismo, buscando una mayor resiliencia del sistema productivo a través de acuerdos y alianzas que generen una cadena de valor más robusta.

El presidente de Vueling ha criticado que la “tentación” de poner en duda el turismo como motor de la economía es un debate que, en su opinión se debe erradicar. “Me parece de necios cuando somos la segunda potencia mundial” ha recalcado.

No obstante, ha instado a buscar alternativas que complementen al turismo, potenciando a su vez la colaboración público-privada, para buscar oportunidades en el sector.