miércoles, 30 septiembre 2020 4:44

Romper la alianza de Bankia y Mapfre en bancaseguros costaría hasta 600 millones

La penalización por romper el acuerdo de bancaseguros entre Mapfre y Bankia oscilaría entre 400 y 600 millones de euros, aunque parte de dicho coste podrían asumirlo Adeslas o Mutua Madrileña por las ventajas que les traería contar con la red de oficinas de Bankia para la distribución de sus seguros, según prevén los analistas de Barclays Alessia Magni e Ivan Bokhmat.

La fusión entre Bankia y CaixaBank previsiblemente supondrá cambios en las alianzas de bancaseguros de las entidades, pues ambas tienen acuerdos de exclusividad para la distribución de los seguros de Mapfre y de Adeslas.

Bankia distribuye en exclusiva los seguros generales de Mapfre en sus oficinas, mientras que CaixaBank distribuye seguros de vida a través de VidaCaixa y productos de no vida a través de SegurCaixa Adeslas, participada al 50,08% por Mutua Madrileña.

Los analistas de Barclays han calculado que romper la alianza en bancaseguros entre Bankia y Mapfre tendría un coste de entre 400 y 600 millones de euros, para lo que han tenido en cuenta tres factores.

Por un lado, la ‘jointventure’ Bankia Mapfre Vida (de la que Bankia controla un 49%), a través de la que el banco vende los productos de vida de la aseguradora, cuenta con fondos propios de 378 millones de euros, por lo que Barclays asume un precio potencial de entre 190 y 250 millones por la parte restante.

Por otro lado, tiene en cuenta que Bankia vendió el 51% de Caixa Granada Vida y Cajamurcia Vida y Pensiones a Mapfre por 110 millones, por lo que estima que el coste potencial de cerrar el acuerdo con Mapfre será de unos 150 millones (prima incluida).

Los analistas del banco británico añaden a ello un pago de entre 100 y 200 millones por daños y perjuicios, lo que arroja esa horquilla de entre 400 y 600 millones de euros.

Sin embargo, los expertos de Barclays ven “probable” que una parte o la totalidad de esta penalización por parte de CaixaBank la paguen Adeslas o Mutua Madrileña, que podrían beneficiarse del acceso a las oficinas de Bankia y de un crecimiento potencial adicional.

ADESLAS INCREMENTARÍA SUS PRIMAS UN 21%

CaixaBank vendió el 50% de Adeslas a Mutua Madrileña en 2011 por 1.075 millones, de los que la mitad correspondía a su valor y la otra mitad al valor futuro del negocio de distribución a través de la red de oficinas comerciales de CaixaBank.

Según Barclays, Adeslas ha impulsado el crecimiento de Mutua Madrileña desde entonces y el acuerdo podría significar “un mayor crecimiento sostenido para la compañía”, por lo que ve probable que Mutua vote a favor y que Adeslas renegocie los términos del contrato de distribución, como sucedió con acuerdos anteriores, como cuando CaixaBank adquirió Banca Cívica en 2013, indica el informe de Barclays.

“Creemos que es probable que una parte, si no la totalidad, de la penalización de Caixa por cancelar el acuerdo de seguros Bankia-Mapfre podría provenir de Adeslas o Mutua Madrileña”, señalan los analistas de Barclays, que abogan por un nuevo acuerdo de distribución entre Adeslas y CaixaBank que diese acceso a las oficinas de Bankia, una vez cancelado el acuerdo con Mapfre.

Según sus estimaciones, el acceso a la red de oficinas de Bankia podría impulsar las primas de Adeslas un 21% en 2022 respecto al cierre de 2019, de manera que la compañía aseguradora podría mejorar su beneficio neto en 24 millones de euros.