lunes, 21 septiembre 2020 18:40

Renfe aprobó un nuevo modelo de licitación de servicios de bordo para 2021

El consejo de administración de Renfe Operadora ha aprobado un nuevo modelo de licitación de los servicios de a bordo en los trenes AVE y Larga Distancia que se pondrá en marcha desde 2021 y que contempla un contrato de cinco años con un gasto máximo estimado de 122 millones de euros en el período.

En su reunión extraordinaria mantenida este lunes, el consejo de administración de Renfe autorizó este nuevo modelo de licitación, que tiene el objetivo de mejorar y ampliar los servicios a bordo de los trenes y también aumentar los ingresos.

De esta forma, Renfe pasará de un modelo tradicional de contratación de servicios a uno de concesión, “más amplio y flexible”, que incluye tanto restauración a bordo como atención al cliente o la venta de productos y servicios de la empresa concesionaria.

Esta licitación, que se hará por procedimiento negociado en un único lote con una valoración económica del 60% y una valoración técnica del 40%, será publicada por la empresa “en los próximos días” y contempla un contrato que tendrá una duración de cinco años (sin prórrogas).

“Dada la libertad que el contrato otorga al adjudicatario para generar ingresos por la venta de servicios y productos a bordo, Renfe ha estimado un gasto máximo en los cinco años de 122 millones de euros”, explicó la operadora en un comunicado.

Desde Renfe indicaron que la licitación aprobada este lunes permitirá desarrollar a partir de 2021 un nuevo concepto de restauración a bordo, con mayor flexibilidad para el prestador del servicio, lo que en la práctica supondrá incorporar nuevos productos y servicios con el objetivo de que se generen ingresos adicionales.

Entre las novedades de los servicios a bordo en los trenes de AVE y Larga Distancia desde 2021 destaca el nuevo concepto de restauración a la plaza para las clases turista y turista+. Igualmente, el contrato primará también la introducción de elementos con criterios de sostenibilidad, como la reducción de plásticos o la alimentación saludable, entre otros.

También se introduce en la licitación la gestión de otros elementos de venta (como las máquinas de vending), con la posibilidad de ampliarlo a otros productos, y se refuerza la necesidad de desarrollos digitales integrados con el Plan de Sistemas de Renfe Viajeros, con objeto de mejorar la comercialización de productos.