Quantcast

Los Presupuestos de 2021 se enfrentan a sus primeros cambios en el Congreso

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 se enfrenta a partir de esta semana a la discusión de sus primeros cambios tras recibir un total de 3.793 enmiendas parciales a su articulado y a las secciones de las nuevas cuentas públicas.

Y es que, tras superar la semana pasada su votación de totalidad, el proyecto pasa ahora a la Comisión de Presupuestos, donde los grupos deberán estudiar y votar las enmiendas parciales, primero en ponencia, a puerta cerrada, este jueves por la tarde, o el mismo viernes por la mañana, y después en Comisión, ya la próxima semana.

El Gobierno de coalición debe decidir ahora si da la conformidad al debate de las enmiendas o comunica algún veto, ya que tiene capacidad para impedir la tramitación de aquellas que considere que alteran su potestad para dirigir la política presupuestaria del país. Cuando los grupos quieren destinar más recursos a una u otra partida, deben decidir también de dónde sale ese dinero, ya que Hacienda puede parar enmiendas que reducen los ingresos o que sobrepasan los gastos.

Y en la Mesa de la Comisión de Presupuestos, donde se reciben los posibles vetos, el PSOE y Unidas Podemos tienen mayoría para avalar la posición del Gobierno.

Al concluir este martes a las 14 horas el plazo para presentar enmiendas, los grupos han presentado 3.793 enmiendas a las nuevas cuentas, la mayoría del PP que ha llevado a la Cámara más de 1.500 propuestas de modificación a los Presupuestos.

EL SUELDO DE LOS ALTOS CARGOS

Los ‘populares’ buscan revertir toda subida de impuestos, salvar las deducciones a los planes de pensiones privados, la rebaja del sueldo del Gobierno –no sólo la congelación, como plantean corregir PSOE y Unidas Podemos, sino su recorte a niveles de 2018– y la prórroga de los ERTE hasta el próximo 31 de mayo.

La ‘congelación’ del sueldo del Gobierno es la principal modificación del PSOE y Unidas Podemos, que también plantean aumentar los recursos de los ayuntamientos en 20 millones para medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, modificaciones en las tasas portuarias y desgravaciones fiscales para el apoyo de diferentes programas, eventos y actos de conmemoración.

Sin embargo, Unidas Podemos sí que ha presentado al margen de su socio de coalición sendas enmiendas, pactadas con Esquerra Republicana y EH-Bildu, para frenar todo desahucio sin alternativa habitacional y corte de suministro hasta el 31 de diciembre de 2022.

Entre sus enmiendas, ERC plantea elevar impuestos a la renta de capital, una rebaja del IVA a productos de higiene femenina, aumentar la tributación al juego ‘online’, más fondos dirigidos a la dependencia, la activación del fondo de migración y un fondo para negocios de restauración y autónomos.

También propone un fondo de ayudas directas a la hostelería y al turismo Ciudadanos, de hasta 20.000 millones hasta 2023, con una rebaja al 4% del IVA a servicios turísticos, prórroga de los ERTE hasta el 30 de junio y exenciones de tasas universitarias a estudiantes con menos recursos.

EL IMPUESTO DEL DIÉSEL

En el caso del PNV, esta formación busca sacar de los Presupuestos la subida al diésel, instaurar un Plan Renove en la industria de la máquina herramienta, una figura contractual para la Formación Dual Universitaria y que el País Vasco entre en la dirección del SEPI y pueda gestionar los Paradores.

Bildu, por su parte, propone facilidades para la contratación de empleados temporales en la Administración que hayan trabajado en los últimos tres años, 12 millones para la compra de activos de La Naval y una disposición para que la nueva Ley de Vivienda contemple el alquiler forzoso y medidas fiscales para movilizar vivienda vacía.

El PDeCAT, a su vez, pide automatizar mecanismos de ayuda a sectores afectados por las restricciones, como el aplazamiento de impuestos o las ayudas al alquiler de locales, un fondo para estas empresas y para los ayuntamientos, con financiación del transporte urbano, flexibilizar la cláusula de mantenimiento del empleo y suavizar el recorte a las deducciones de los planes privados de pensiones.

Esta formación independentista ha presentando enmiendas en paralelo a las de su socio de coalición, Junts, que pide crear un fondo Covid y otro específico para poblaciones de menos de 20.000 habitantes, partidas para autónomos, pymes y de impulso del empleo juvenil y crear un gasóleo profesional agrícola, ganadero y forestal con un IVA del 10% y ayudas fiscales a los agricultores.

Más País, por su parte, defenderá enmiendas para incluir en las cuentas una ‘tasa Covid’ que grave hasta un 2% a los patrimonios que superen los 2 millones de euros, facilitar la reducción de la jornada de cuatro días con ayudas y financiación a empresas que quieran acogerse a este modelo y una asamblea ciudadana para elaborar una ‘hoja de ruta’ contra el cambio climático.

El único partido que ha decidido no presentar enmiendas a los Presupuestos ha sido Vox, que ha argumentado esta decisión alegando que con ellas no podría reducir el gasto previsto en las nuevas cuentas y ha optado por iniciar una campaña de vídeos en redes sociales para criticar las nuevas cuentas.

Comentarios de Facebook