Quantcast

El PP pide un informe jurídico para saber si el Congreso debe votar la suspensión de la regla de déficit

El PP ha pedido un informe a los servicios jurídicos del Congreso para aclarar si, una vez que el Gobierno ha decidido dejar sin efectos los objetivos de estabilidad y de deuda pública de 2020 y 2021 y no aplicar la regla de gasto para esos ejercicios, la Cámara Baja debe pronunciarse sobre esa decisión.

Desde el PP apelan al artículo 11.3 de la Ley de Estabilidad que establece que “excepcionalmente, el Estado y las comunidades autónomas podrán incurrir en déficit estructural en caso de catástrofes naturales, recesión económica grave o situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control de las Administraciones Públicas y perjudiquen considerablemente su situación financiera o su sostenibilidad económica o social”.

Estas circunstancias para permitir incurrir en déficit estructural, según el citado artículo, deben ser “apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados” y a eso es a lo que se agarra el PP para solicitar que se someta a votación la nueva fórmula de la senda de déficit, según explican fuentes del partido.

HURTAN EL CONTROL PARLAMENTARIO

En una rueda de prensa en el Congreso, la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, ha subrayado que el Gobierno tiene “la obligación y la responsabilidad constitucional de trasladar al Congreso esta información”, y le ha acusado de “hurtar el control parlamentario a la senda de estabilidad”, una idea con la que ha coincidido su homólogo de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, quien ha acusado al Ejecutivo de “incumplir” la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

“No todo vale para permanecer en el Gobierno”, ha advertidola dirigente ‘popular’, quien también ha denunciado que el Ejecutivo incumple la Constitución en lo que se refiere a los plazos para la tramitación de los Presupuestos.

Preguntado sobre la necesidad de que el Congreso vote sobre la suspensión de la regla de gasto, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha respondido que, desde su punto de vista, es “obvio” que ésta ha quedado en suspenso tras el mandato de Bruselas, con lo que ha puesto en duda que votar esa circunstancia “sirva para algo”. “No estamos para perder el tiempo en este momento”, ha apostillado.

EL GOBIERNO BUSCA “CONFUNDIR”

Por otra parte, antes de que el Gobierno hiciera público el nuevo cuadro macroeconómico, Gamarra ha rechazado el “triunfalismo” que achaca a los socialistas y ha afirmado que “no hay presupuestos expansivos que puedan maquillar que la economía real española está marcada por el paro, la destrucción de empresas y la incertidumbre”.

También les ha recriminado que pretendan “confundir” al presentar unas cuentas “expansivas” como la solución a los problemas de los españoles cuando, a su juicio, éstas deben ir acompañadas de una “agenda reformista para la recuperación” y una “correcta planificación de los proyectos y de su ejecución”. “En esto el Gobierno carece de agilidad y diligencia, y eso es un mal síntoma”, ha avisado.

Además, ha dado por hecho que, si antes se negociaban “obras por presupuestos”, ahora se ha pasado a un planteamiento de “presos por presupuestos” porque las negociaciones del Gobierno de Pedro Sánchez no se rigen por las políticas presupuestarias, sino por “pactos ocultos al margen de la Cámara” que “rompen todas las líneas de la ética política”.

Comentarios de Facebook