Quantcast

Nikola pierde 200 millones hasta septiembre

El fabricante estadounidense de vehículos eléctricos Nikola contabilizó unas pérdidas netas de 237 millones de dólares (unos 200 millones de euros al cambio actual) durante los tres primeros trimestres de este año, en comparación con los 62 millones de dólares (52 millones de euros) que perdió en el mismo periodo de 2019.

Según datos presentados este martes por la compañía, en lo que va de año registró unas pérdidas operativas de 235 millones de dólares (198 millones de euros), muy lejos de los 60 millones de dólares (50,7 millones de euros) que perdió entre enero y septiembre del ejercicio anterior.

Solo en el tercer trimestre, Nikola contabilizó unas pérdidas netas de 117 millones de dólares (99 millones de euros), aunque el año pasado perdió solo 15 millones de dólares (12,7 millones de euros).

También el resultado operativo de la firma empeoró en el tercer trimestre, pasando de perder 13 millones de dólares (11 millones de euros) entre julio y septiembre de 2019, a 117 millones de dólares este año (99 millones de euros).

“En el tercer trimestre, Nikola logró un progreso significativo en hitos clave. Cumplimos nuestro compromiso de ensamblar los primeros prototipos del Nikola Tre BEV y continuamos trabajando con los clientes en los pedidos de camiones eléctricos”, ha reivindicado el consejero delegado de la compañía, Mark Russell.

CITACIÓN POR ACUSACIÓN DE FRAUDE

Además de sus resultados trimestrales, Nikola también ha anunciado este martes que tanto la empresa como su fundador Trevor Milton han recibido citaciones de la oficina del fiscal del distrito sur de Nueva York (Estados Unidos) tras las acusaciones por supuesto fraude.

Según adelantó ‘Financial Times’, la compañía y su fundador fueron citados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos el 19 de septiembre y, días después, la empresa también recibió una citación del fiscal de Nueva York. De esta manera, Nikola reconoció por primera vez que estaba siendo investigada por las acusaciones de fraude.

Todo ello después de que el pasado mes de septiembre el fondo Hindenburg Research acusase a Nikola de ser un “complejo fraude construido sobre docenas de mentiras a lo largo de la carrera de su fundador y presidente, Trevor Milton”.

En un informe, el fondo incluía varias acusaciones contra Nikola procedentes de llamadas telefónicas, mensajes de texto, correos electrónicos privados, testimonios de empleados y comunicados públicos. “Nunca hemos visto este nivel de engaño en una empresa cotizada, especialmente de este tamaño”, aseguraba el documento.

Días después, Nikola publicó un comunicado en el que aseguraba que las declaraciones vertidas sobre ella eran información “engañosa” y que la intención de Hindenburg Research era manipular el mercado para así beneficiarse de una caída del precio de sus acciones. “No tenemos nada que ocultar y refutaremos estas acusaciones. Ya se le ha dedicado más tiempo y atención de lo que merecen”, señalaron desde la compañía.

Comentarios de Facebook