Quantcast

Las navidades más atípicas, pero con cesta

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya advirtió hace unos días que las próximas van a ser unas navidades diferentes, muy atípicas. La situación sanitaria en España cuando ya se encamina el mes de noviembre no parece muy halagüeña, pues la segunda oleada del coronavirus ha aparecido cuando el país afrontaba una escalada de casos producidos al final de la temporada estival.

La incidencia acumulada está aumentando en prácticamente todas las comunidades. Las administraciones públicas y las autoridades sanitarias están imponiendo restricciones y recomendaciones de limitación de movilidad en muchos territorios, y esto está ya avanzando unas navidades totalmente diferentes a las de otros años.

¿Cómo serán las próximas navidades, habrá encuentros familiares?

Todavía faltan casi dos meses para que llegue la Navidad, y a pesar de que el siempre protagonista alcalde de Vigo, Abel Caballero, inaugurara el montaje de las luces navideñas allá por agosto, hay quien aconseja que lo mejor para cuando llegue el momento sea continuar con la actividad social de hasta la fecha, es decir, reuniones sociales con pocos miembros, estrechar contactos y seguir al pie de la letra las indicaciones sanitarias.

La única opción, afirman virólogos y epidemiólogos, para celebrar unas navidades asimilables a las tradicionales, sería confinar por completo a la población en las semanas previas durante 15 días, e incluso más. Esta medida, en estos momentos, está completamente descartada, pues supondría un golpe mortal para la ya afectada economía española.

Ante esta tesitura queda solo confiar en que las administraciones tomen medidas de calado, refuercen los sistemas sanitarios, los sistemas de rastreo y los controles para evitar la propagación del virus y que la población siga mostrando entereza y firmeza para cumplir con las recomendaciones de las autoridades.

¿Son las cestas de Navidad una alternativa a las cenas de empresa?

La pandemia del coronavirus ha cambiado nuestra vida por completo, pero la apuesta de buena parte de la población es intentar continuar con su vida en la medida de lo posible. El Covid-19 se superará, antes o después, y mientras conviva con nosotros debemos adaptarnos a esta nueva realidad, la nueva normalidad, como han decidido llamarle.

En este sentido, la campaña navideña entendida como un todo se enfrenta a un reto mayúsculo. Es evidente que habrá acciones propias de estas fechas que no podremos hacer, y otras muchas se tendrán que reinventar. El impulso del teletrabajo ha sido un claro ejemplo de ello, como también el crecimiento del comercio electrónico como alternativa a las compras físicas.

Otro sector en el que se están notando cambios en el de los regalos navideños. En declaraciones a Pablo Hernández, distribuidor de cestas de navidad de la empresa Cestas-Originales, está notando un aumento de solicitudes con respecto a otros años, quizás porque no se prevén reuniones o cenas de empresa.

Muchas empresas están sustituyendo las tradicionales comidas de empresa propias de la Navidad por cestas, y lo hacen con un doble objetivo: subsanar esa actividad grupal de encuentro social en la empresa y, además, agradecer el duro año de trabajo de los empleados, que se han tenido que enfrentar a una situación desconocida para todo el mundo.

¿Cómo serán las cestas de Navidad en 2020?

Muchas empresas ya están poniéndose manos a la obra con este obsequio para sus empleados. Las empresas dedicadas a esta actividad viven su agosto precisamente en octubre y noviembre, los meses previos a la Navidad.

En una coyuntura económica como la actual se puede decir que este sector es de los pocos que parece sortear la crisis económica en buen grado, pero esta no es una buena noticia a nivel general, pues no debemos olvidar que parte de ese crecimiento en las peticiones se debe a la imposibilidad de celebrar cenas y comidas de empresa.

En cualquier caso, como este año es tan atípico, las cestas de Navidad también serán atípicas. No sería extraño, por tanto, que los regalos de empresa incluyeran productos sanitarios, de desinfección y adaptados a la nueva normalidad.

Más allá de esto, no faltarán tampoco los productos típicos de estos lotes: embutidos, productos curados, conservas, dulces navideños, licores y vinos. Además, este año se trabaja también más que nunca en la promoción de los productos locales como impulso a la economía, especialmente la más rural.

Para ello, los hermanos Sandoval confeccionan la cesta de Correos, que contará con artículos disponibles en la plataforma de comercio electrónico que la empresa estatal lanzó hace ahora poco más de un año.

Todos los productos de la cesta cuentan con el sello de calidad Correos Market, lo que garantiza que han sido elaborados, creados o tratados en España. Los hermanos Sandoval: Mario, Rafael u Diego, son propietarios del restaurante Coque, en Madrid, que cuenta con dos estrellas Michelin.

Mediante esta acción, Correos Market pretende hacer vivir, en la medida de lo posible, una Navidad lo más tradicional posible y aglutinar este objetivo con el de la promoción de los productos locales y de temporada.

Comentarios de Facebook