Quantcast

Montero pide a los grupos que “reconsideren” sus enmiendas

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha pedido este martes a los grupos políticos que han presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021 que “reconsideren” si sitúan las prioridades del país por encima de las suyas, y ha indicado que se estudiarán con “detenimiento” las enmiendas parciales de todos los grupos, aunque serán “prioritarias” las de los que no han pedido la devolución de los PGE. En cualquier caso, buscará “los mayores apoyos posibles” a las nuevas cuentas públicas.

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que se ha referido a esta semana “clave” para los Presupuestos de 2021, con el inicio del debate de las enmiendas a la totalidad al proyecto de PGE este miércoles. “Emplazamos a todos los grupos políticos que han presentado una enmienda a la totalidad a que reconsideren si están situando las prioridades del país en un momento tan excepcional por encima de las suyas particulares”, ha subrayado.

Montero ha reiterado que los PGE son “imprescindibles” para que España “pueda salir cuanto antes de la crisis” y dotan de mayores recursos a la Sanidad para fortalecer la atención primaria o combatir la actual pandemia del Covid-19, así como afrontar los retos de 2021, las consecuencias económicas y la necesidad de aprovechar los fondos europeos para acelerar los proyectos “transformadores”.

El debate de totalidad de los Presupuestos de 2021 arrancará a las doce del mediodía de este miércoles con la intervención de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendiendo el proyecto del Gobierno de coalición.

En concreto, han presentado enmienda a la totalidad ocho partidos: el PP, Vox, Junts, Foro Asturias, la CUP, Coalición Canaria y el BNG, a los que se sumará UPN, que no presenta enmienda propia, pero sí ha avanzado su intención de apoyar la retirada del proyecto y sumarse a la petición de devolución de los Presupuestos. Montero debatirá con cada uno de ellos y escuchará la posición del resto de grupos.

La votación será ya el jueves, 12 de noviembre, y en este trámite el Gobierno no necesita mayorías cualificadas y le basta con sumar votos suficientes para rechazar las enmiendas a la totalidad presentadas, que se votan de una tacada ya que todas persiguen lo mismo: la devolución del proyecto de Presupuestos al Gobierno.

PRIORIZARÁ LAS ENMIENDAS DE LOS GRUPOS QUE NO HAN PRESENTADO A TOTALIDAD

Respecto a los apoyos, Montero ha indicado que una vez que se superen las enmiendas a la totalidad, se estudiarán “con detenimiento” todas las cuestiones que planteen los grupos, incluido Ciudadanos, que ha reclamado que se recoja por escrito que no se celebrarán referéndums de independencia y se retirará de la reforma educativa la enmienda que establece que el español deja de ser lengua vehicular.

“Ese será el momento donde podremos llegar a un acuerdo, previo estudio detenido de estas y el resto de enmiendas que presenten el conjunto de grupos”, ha asegurado, si bien ha aclarado que aunque se estudien todas las enmiendas parciales, incluidas las del PP y Vox, serán “prioritarios” los grupos que no han presentado enmiendas a la totalidad con el fin de que salgan “satisfactorios” del proceso y puedan apoyar finalmente el proyecto de PGE.

Preguntada sobre las preferencias, ha indicado que como “responsable” del proyecto “cuantos más apoyen los PGE, mucho mejor para este país y el conjunto de ciudadanos”, por lo que sus preferencias son que cuenten con “los mayores apoyos posibles”, al margen de que Unidas Podemos se decante por los grupos que respaldaron la investidura, algo que a su juicio “no es una novedad”.

La portavoz del Gobierno ha hecho hincapié en que sería “impensable” que España empezase el próximo año sin unos nuevos Presupuestos, que permitan proteger a empresas, pymes y ciudadanos, e impulsar cantidades “significativas” de las partidas de Sanidad o Ciencia, así como la extensión de los programas de los ERTE o las ayudas a autónomos.

“Mi preferencia desde el primer día y la propia expresada por el presidente ha sido que cuantos más lo puedan apoyar, mejor; no creemos que sea momento de vetos cruzados, ni de que el país tenga que estar más pendiente del con quién que del qué”, ha zanjado.

EL GOBIERNO CUENTA CON APOYOS PARA TUMBAR LAS ENMIENDAS A LA TOTALIDAD

En cualquier caso, el PSOE y Unidas Podemos, con sus 155 diputados, ya suman más votos que los partidarios de devolver los Presupuestos al Gobierno (151), pero es que además para esta votación cuenta con la complicidad de las demás formaciones, favorables a continuar la tramitación del proyecto para negociar su contenido.

Al bloque que permitió la investidura y reelección del presidente, ya fuera por voto a favor (PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias y Teruel Existe) o por su abstención (Esquerra Republicana y EH-Bildu), se han sumado los cuatro diputados del PDeCAT y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), que en enero votaron en contra, al igual que Ciudadanos, si bien la formación naranja exige que se retire de la reforma educativa la enmienda que establece que el español deja de ser lengua vehicular. Además, BNG se ha mostrado dispuesto a retirar la enmienda a la totalidad para alcanzar un acuerdo y se atienden sus demandas.

Una vez que supere la votación de totalidad, el proyecto de Presupuestos continuará su tramitación en ponencia y en la comisión para debatir las enmiendas parciales presentadas por los grupos. La fase definitiva tendrá lugar en el Pleno del Congreso la semana del 30 de noviembre, donde se votarán las cuentas de cada ministerio.

Comentarios de Facebook