Quantcast

Maroto afirma que el compromiso del Gobierno con la industria aeronáutica es “firme”

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha asegurado que el sector aeronáutico cuenta con un plan de apoyo a corto, medio y largo plazo al ser una industria “estratégica y de futuro” para el país y ha reafirmado el compromiso “firme” del Gobierno ante la crisis de la Covid-19.

“Tenemos una hoja de ruta de medio y largo plazo, y en el corto plazo estamos elaborando un plan de choque que estará alineado con las medidas ya acordadas entre el Gobierno y Airbus el 30 de julio”, ha destacado Maroto durante su intervención este martes ante el Pleno de la Cámara Alta.

La ministra ha destacado de ese acuerdo el impulso de un plan tecnológico aeronáutico, que estará ligado a los fondos de recuperación europeos, además del fondo de apoyo a la cadena de suministros. “El compromiso del Gobierno con la industria aeronáutica es firme. Para el Gobierno es un sector estratégico y de futuro para nuestro tejido industrial”, ha remarcado Maroto.

En respuesta a la pregunta de Idurre Bideguren del Grupo Esquerra Republicana-Euskal Herria Bildu (GPERB) sobre si el Gobierno tiene un plan de apoyo para un sector “estratégico” como es la aeronáutica que garantice puestos de trabajo, condiciones laborales y la continuidad de las empresas, Maroto ha asegurado que el Gobierno ya ha estado trabajando intensamente estos meses para paliar el impacto de la pandemia en el sector aeronáutico con dos objetivos, que van desde proteger a las empresas y los trabajadores hasta reactivar el sector.

“Me gustaría destacar que hemos reforzado con la protección del sector aeronáutico en el último acuerdo de los ERTE, considerando a la industria como una de las protegidas ante la pandemia”, ha remarcado Maroto.

El sector aeronáutico es uno de los que más está sufriendo el impacto de la crisis del coronavirus, tras las continuas restricciones de viajes y las consiguientes cancelaciones de proyectos y pedidos por parte de las aerolíneas.

Y es que, aunque empresas del sector se han acogido a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) durante los meses de la pandemia, algunas de ellas ahora están abriendo procesos de negociación para aplicar ERE, que podrían saldarse con más de 3.500 despidos solo en las cuatro empresas más grandes del sector en España, según las estimaciones de los sindicatos.

El pasado 25 de septiembre, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo anunció el acuerdo alcanzado con patronal y sindicatos para elaborar un plan de choque para el sector aeronáutico nacional, con el objetivo de mantener las capacidades productivas y el empleo de esta industria “estratégica” para el tejido industrial español.

Ese mismo día se constituyó la Mesa de la Industria Aeronáutica de España y en su primera reunión celebrada por videoconferencia se ha acordado elaborar este plan de choque, que “estará alineado” con las medidas acordadas por el Gobierno y el fabricante aeronáutico Airbus el pasado 30 de julio.

Aunque Airbus ha pactado con los sindicatos contratos relevo y una bolsa de horas, aún sigue negociando el ERE para más de 1.600 trabajadores planteados en los últimos meses y que aún “mantiene la intención de acometer”, según fuentes sindicales.

Del mismo modo, la semana pasada la empresa aeronáutica Aciturri y la representación legal de los trabajadores de las filiales Aciturri Aeroengines y Aciturri Aerostructures cerraron con acuerdo las negociaciones de Procedimiento de Despido Colectivo iniciadas en ambas firmas el pasado 1 de septiembre que recoge la extinción de 149 contratos frente a los 271 planteados inicialmente.

Comentarios de Facebook