Quantcast

Gortázar dice que el ‘badwill’ no es un tesoro

El consejero delegado de CaixaBank y futuro primer ejecutivo del grupo resultante de la fusión del banco catalán con Bankia, Gonzalo Gortázar, ha subrayado que el ‘badwill’ o fondo de comercio negativo que se generará en la operación “no es ningún tesoro”, ya que solamente es un impacto contable debido a que la cotización de la entidad absorbida cotiza por debajo de su valor en libros.

Durante la rueda de prensa posterior a la presentación de la operación de consolidación que dará lugar a la nueva CaixaBank, Gortázar ha explicado el “complejo” tema del fondo de comercio, ya que en varias ocasiones se ha señalado a esta diferencia negativa como una ventaja a la hora de realizar el futuro proceso de reestructuración que se tendrá que acometer para eliminar las duplicidades.

“No entrará ni un euro con el ‘badwill’, así que no pensemos que tenemos un tesoro con el que hacer cosas. Da la sensación de que hay un resultado que no es real, no se puede pagar nada con ello”, ha indicado el banquero.

Respecto al resultado del ‘badwill‘, Gortázar ha precisado que hasta que la operación no esté cerrada, previsiblemente en marzo de 2021, no podrá medirse, ya que dependerá sobre todo del comportamiento de las acciones de Bankia durante los próximos seis meses. De hecho, ha dicho que el fondo de comercio negativo ahora mismo es menor que el de hace unas semanas, debido a que los títulos de la entidad absorbida han avanzado en torno a un 40%.

En definitiva, ha pedido no confundir entre contabilidad y realidad. “No veremos un euro, podremos hacer pocas cosas con él, a excepción de reflejarlo en la cuenta”, ha aseverado el consejero delegado de la nueva CaixaBank.

Sobre la reestructuración, ha reiterado que “es muy pronto” para afinar en este tema y ofrecer una cifra del ajuste laboral. “Hemos hecho un análisis y pensamos que en su conjunto el proyecto funciona, aunque haya evidentemente solapes y duplicidades, como en todas las operaciones”, ha dicho.

“Es pronto para especular sobre las personas afectadas y el perfil de las posibles salidas”, ha precisado. En cualquier caso, el grupo resultante se compromete a alcanzar acuerdos no traumáticos y otras maneras innovadoras para que sea un proceso en el que todo el mundo gane. “Las negociaciones serán, más que duras, complicadas, pero nos dejaremos la piel para llegar a un acuerdo”, ha indicado.

Gortázar ha recordado que aún quedan más de seis meses para que empiece cualquier tipo de negociación, de la que serán los representantes de los trabajadores los primeros en enterarse, mientras que las plantillas ahora mismo deben seguir centradas en hacer el trabajo del día a día.

GORTÁZAR: “NO VAMOS A DESBANCARIZAR ESPAÑA”

Asimismo, ha remarcado el compromiso de CaixaBank y Bankia con mantener su presencia en diferentes puntos del país, como los ámbitos rurales, y ha aseverado que no van a dejar de garantizar sus servicios para todos: “No vamos a desbancarizar España“.

No ha concretado cuántas oficinas se van a tener que cerrar con la fusión de ambos bancos, pero sí que ha señalado que, cuando han llevado a cabo una consolidación de oficinas, se procura mejorar sus servicios y prestaciones.

Comentarios de Facebook