Quantcast

Fitch considera “factible” el plan estratégico de Iberdrola

La agencia de calificación crediticia Fitch ha asegurado que el plan estratégico de Iberdrola para el periodo 2020-2025 es “factible”, aunque ha alertado de que no ve margen suficiente como para considerar una posible subida de rating a corto plazo.

“El plan de negocios equilibra un crecimiento ambicioso con la atención a la estabilidad de las métricas crediticias”, ha subrayado la analista de Fitch Pilar Auguets, tras lo que ha destacado que el plan es “factible, en gran parte asegurado y totalmente financiable”. De acuerdo con las previsiones de la agencia, el resultado bruto de explotación (Ebitda) debería crecer a una tasa anualizada entre 2019 y 2025 de entre el 6% y el 7%.

La firma ha asegurado que la intención de Iberdrola de mantener la ratio de fondos propios sobre deuda neta en el 22% hasta 2025 es “consistente” con el rating ‘BBB+’ actualmente asignado a la compañía energética.

El plan de Iberdrola incluye la intención de vender activos por 3.200 millones de euros, un plan de eficiencia de 1.500 millones y emisión de deuda, incluyendo híbridos. De acuerdo a las estimaciones de Fitch, esto se traducirá en un nivel de apalancamiento sobre fondos propios de 4,9 veces, lo que sugiere que no existe “margen para el rating”.

Con respecto al plan de inversiones de 75.000 millones de euros, la agencia ha asegurado que es “ambicioso y operativamente más complejo” que el del periodo anterior, debido al mayor peso de los proyectos marinos. “Sin embargo, consideramos que está sujeto solamente a un riesgo moderado de ejecución, con un 70% del crecimiento orgánico del gasto de capital ya asegurado”, ha afirmado Auguets.

Además, aunque el plan de Iberdrola considera que durante los próximos cinco años el escenario de la energía será “débil” por la menor demanda y precios, así como por la depreciación de otras divisas frente al euro, Fitch considera que estos aspectos se pueden compensar por el crecimiento del Ebitda procedente del crecimiento, las eficiencias y los menores tipos de interés.

“En nuestra opinión, los principales riesgos del plan de negocios de Iberdrola se relacionan con factores exógenos, ya que el 70% del Ebitda procede de contratos acordados o controles de precios regulatorios.

Una pandemia más prolongada o grave de lo esperado, afectando tanto a los precios como la demanda, un peor escenario de riesgo para el tipo de cambio o desarrollos regulatorios (Brasil, México o Reino Unido) podrían desafiar las expectativas de la ejecutiva sobre las ganancias”, ha apostillado la agencia.

Comentarios de Facebook