miércoles, 30 septiembre 2020 22:03

Españoles pierden una media de 467 euros por cancelaciones de viajes

El 14% ha preferido destinar el dinero ahorrado por cancelaciones a cuentas de ahorro o depósitos

Los españoles son los europeos que más actividades y viajes han cancelado debido a la pandemia del coronavirus, según una encuesta global realizada por el banco móvil N26, que cifra en unos 467 euros de media el dinero que han perdido los españoles por cancelaciones o aplazamiento de planes y viajes. La parte positiva es que el 14% ha destinado este dinero a cuentas de ahorro o depósitos.

Un tercio de los españoles han tenido que anular un evento o un viaje que tenía ya organizado lo que les ha provocado perder casi 500 euros. Este importe es, sin embargo, algo menor que la media global de Europa y Estados Unidos que se sitúa en 698 euros.

Por encima se encuentran los alemanes, los más afectados, ya que perdieron una media de 995,06 euros por planes cancelados, seguidos por los belgas (750,27 euros) y los holandeses (707,29 euros).

Casi la mitad (el 45%) de los españoles declaró que tenía planes para viajar al extranjero este año, pero menos de una quinta parte (el 15%) afirmó que esos planes seguían adelante. Y es que el 82% del total de encuestados manifestó preocupación ante el hecho de que se reanuden los viajes al extranjero, sobre todo por la posibilidad de un rebrote.

AHORRO INESPERADO.

De acuerdo con los datos recabados por N26, 2020 iba a ser un gran año para los consumidores de todo el mundo, ya que el 67% de las personas tenían grandes planes o eventos previstos, de los cuales el 81% han tenido que cancelarlos.

Los españoles tenían una media de 2.260 euros ahorrados para llevar a cabo estos planes cancelados. Mientras que la mayoría (63%) ha decidido reservar el dinero para continuar con sus planes más adelante, un 14% ha preferido destinar ese dinero a invertir en cuentas de ahorro o depósitos, ya que aseguran estar preocupados por su futuro financiero.

Para aquellos que han optado por gastar esos ahorros en otros fines, las prioridades han sido la cancelación o amortización de deudas (23%), la compra de equipamiento para el hogar (21%) o reformas en casa (21%).

QUEDARSE EN CASA.

Dado que los grandes viajes al extranjero han sido uno de los planes más afectados por la crisis de la Covid-19, este año una gran mayoría de los ciudadanos (69%) ha optado por unas vacaciones dentro de España.

Entre los destinos, un 25% ha elegido la playa, el 24% ha buscado la tranquilidad del turismo rural y un 23%, unas vacaciones de montaña. En efecto, el estudio ha mostrado una clara inclinación en todos los países por las ‘staycations’, un término acuñado del inglés que une dos conceptos “stay” (quedarse) y “vacation” (vacaciones). Es decir, pasar unas vacaciones cerca de casa.

El 58% de los participantes a nivel global reconoció que se estaba planteando o ya había disfrutado de esa opción este año y casi un 30% declaró que esta era la primera vez que habían optado por este tipo de vacaciones.

En España, las ‘staycations’ ya eran una opción frecuente en años anteriores. Pero este verano muchos se han apuntado al ver sus ventajas: para el 53% de los participantes en el estudio viajar fuera no era una opción segura, mientras que el 38% ha querido evitar quedarse atrapado en su destino extranjero ante un posible confinamiento, y el 29% considera que es más sencillo moverse dentro del territorio nacional y evitar así las zonas más masificadas.

La mayoría de quienes han optado por quedarse en España han sumado medidas de precaución excepcionales frente a vacaciones anteriores. Por ejemplo, el 35% ha decidido viajar en vehículo privado en lugar de usar transporte público, un 31% ha cambiado su escapada urbana habitual por unas vacaciones rurales, y el 23% ha dejado de ir a hoteles y ha preferido alquilar un apartamento o alojamiento independiente.