Quantcast

ERC solicita que Calviño comparezca para explicar la posible fusión CaixaBank-Bankia

El grupo parlamentario de ERC en el Congreso ha solicitado la comparecencia en la Cámara Baja de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, para que explique las consecuencias de la posible fusión entre CaixaBank y Bankia.

En el documento de solicitud registrado este mismo miércoles, ERC expone que el motivo de su solicitud radica en la necesidad de “dar explicaciones en relación al anuncio de fusión de Caixabank y Bankia y las consecuencias que podría tener”.

Asimismo, el grupo parlamentario pretende trasladar a Calviño en el Congreso su preocupación por la preservación de puestos de trabajo, por que se garantice la competencia y por el mantenimiento del vínculo de la entidad presidida por Jordi Gual con Cataluña.

Expertos como los de Alvarez & Marsal creen que el grupo resultante podría tener que prescindir de una de las redes al completo, ya sea la de la entidad grande o la de la pequeña. De este modo, esperan que el número de puestos redundantes esté entre esos dos rangos.

Precisamente ayer en el rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que esta operación podría establecer las condiciones para mejorar la cohesión territorial del país dado el origen de cada una de las entidades. En esta línea, Montero añadió que tanto Madrid como Barcelona han mostrado su disposición para que se desarrolle en ellas la sede del grupo resultante.

CaixaBank y Bankia confirmaron el viernes pasado a través de sendos hechos relevantes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se encuentran en negociaciones preliminares para analizar una posible fusión, sin que aún se haya alcanzado ningún acuerdo al respecto.

Tras la autorización de los consejos de administración, ambas entidades iniciaron las conversaciones, si bien han firmado un acuerdo de confidencialidad para intercambiarse información con el fin de valorar la operación, en el marco de una due diligence.

Está previsto que en los próximos días tenga lugar una reunión de los respectivos órganos de gestión para adoptar una decisión fundada sobre la operación, en la que se tratarían temas como la ecuación de canje o incluso la ciudad que albergaría el potencial grupo resultante.

La unión de CaixaBank y Bankia, tercera y cuarta entidad del sector financiero español, daría origen a un grupo con activos por valor de 650.000 millones de euros, unas 6.600 sucursales (4.400 la entidad de origen catalán y más de 2.200 la entidad nacionalizada) y una plantilla conjunta superior a los 51.000 empleados (casi 35.600 CaixaBank y unos 16.000 Bankia), lo que propiciaría significativas sinergias.

Comentarios de Facebook