Quantcast

Enel acelera en su objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a 2030

Enel se ha comprometido a reducir sus emisiones directas de gases de efecto invernadero por kilovatio hora (kWh) en un 80% de aquí a 2030, tomando como año de referencia 2017, frente al 70% que fijó hace un año.

En un comunicado, la energética italiana, matriz de la española Endesa, indicó que se ha convertido así en la primera gran ‘utility’ integrada global en establecer un objetivo de reducción de emisiones en consonancia con los compromisos de las Naciones Unidas de limitar el aumento máximo de la temperatura mundial a 1,5 grados centígrados desde los niveles preindustriales y lograr emisiones netas cero para 2050, tal y como ha validado la Science Based Targets initiative (SBTi).

El consejero delegado y director general de Enel, Francesco Starace, consideró que mediante este compromiso con una reducción “tan drástica” de sus emisiones el grupo está “liderando el camino en la lucha contra el calentamiento global”.

“A medida que avanzamos por este camino, estamos trabajando sin descanso para mantener nuestro liderazgo en la transición energética centrándonos cada vez más en las actividades libres de carbono”, añadió al respecto, subrayando que una empresa verdaderamente innovadora y sostenible es una empresa que no se detiene en aceptar el cambio, “sino que se esfuerza por liderarlo”.

En concreto, este nuevo objetivo de la energética aprobado por la SBTi implica una reducción del umbral de emisiones directas del grupo para 2030 a 82 gCO2eq/kWh respecto a los 125 gCO2eq/kWh correspondientes al objetivo anterior del 70%, anunciado el año pasado.

Enel fue una de las primeras empresas del mundo en unirse a la SBTi en 2015. El grupo está avanzando a buen ritmo hacia la consecución del objetivo de la SBTi, ya que en 2019 sus emisiones directas de gases de efecto invernadero por kWh se redujeron en más de un 36% en comparación con 2007, y continuará esta tendencia gracias a importantes inversiones en energías renovables y el desmantelamiento térmico.

A través de Enel Green Power, que actualmente es la mayor empresa privada del mundo en energías renovables, el grupo italiano cuenta con más de 47 gigavatios (GW) de capacidad renovable instalada, una cifra que supera a la de las fuentes térmicas.

DESCARBONIZACIÓN TOTAL EN 2050.

Además, la empresa está trabajando para eliminar su huella de carbón hasta 2030. Se espera que todas estas actividades conduzcan a la descarbonización total del grupo para 2050.

En la actualidad, Enel gestiona la red privada de distribución de electricidad más grande del mundo con más de 2,2 millones de kilómetros, que presta servicio a más de 74 millones de usuarios, de los cuales más del 60% ya están digitalizados.

Además, Enel X, la línea de negocio de soluciones energéticas avanzadas de Enel, contribuye proactivamente a descarbonizar otros sectores como el transporte, con más de 140.000 puntos de carga públicos y privados para vehículos eléctricos disponibles en todo el mundo.

Comentarios de Facebook