Quantcast

5.800 empresas culturales y 53.000 empleados de Cataluña se acogieron a ERTE

Un total de 5.888 empresas culturales y 52.997 empleados del sector se acogieron a la situación de ERTE en el primer semestre de 2020, según recoge el ‘Informe anual sobre l’estat de la cultura i de les arts 2019’ del Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA), que radiografía el sector justo antes de la pandemia.

El informe, que la presidenta del CoNCA, Vinyet Panyella, ha entregado este martes al presidente del Parlament, Roger Torrent, ofrece un avance del impacto de la pandemia y señala que las empresas culturales iniciaron 2020 de forma “espectacular” con una facturación de 45 millones de euros en enero, que superaba la media mensual de entre 37 y 40 millones, pero la cifra cayó en picado hasta los 8 millones en abril y los 25,4 millones en julio.

Una de las consecuencias de este descenso son las afiliaciones a la Seguridad Social: en junio, las empresas culturales perdieron un 8,7% de afiliados respecto a diciembre de 2019, ante la pérdida del 3,6% de afiliados del total empresarial catalán.

A inicios del primer confinamiento, un total de 4.816 empresas culturales se acogieron a un ERTE con un total de 43.927 empleados afectados, que a principios de julio habían aumentado hasta 5.888 empresas y 52.997 empleados.

El dato, según el CoNCA indica que una vez acabado el confinamiento el sector cultural continúa teniendo “dificultades extremas” para conseguir la normalidad.

A estas cifras se suman que la Acadèmia Catalana de la Música señala que hasta septiembre se han cancelado más de 4.000 conciertos y que el 70% de los músicos no tiene ningún concierto contratado o apalabrado para el año que viene, o que el Gremi de Cinemes de Catalunya señalaba que cada semana con cines cerrados supone dejar de facturar 450.000 euros.

También el informe reporta que los principales equipamientos culturales han tenido pérdidas de ingresos debido a la cancelación de la programación.

DATOS DE 2019

El informe constata que la leve recuperación detectada en 2018 se mantiene en algunos casos, como el sector editorial, que incrementó la facturación en un 1,7%, y también crecieron las visitas a las bibliotecas del sistema público, hasta los 25,14 millones

Pese al ligero incremento de las cifras de la música en vivo en 2018, la tendencia de estos acontecimientos en los últimos cinco años es de retroceso: en comparación con 2014, en 2018 hubo un 9% menos de conciertos y un 5,3% menos de asistentes, pese a que la recaudación se mantiene.

El volumen de facturación de la industria discográfica ha subido un 16,3%, en el que la caída de la facturación del mercado físico se compensa con el crecimiento de la facturación digital.

En el caso del sector de los videojuegos, las empresas desarrolladoras catalanas han incrementado facturación en un 16,9%, llegando a los 429 millones de euros y situándose en el 52,8% de la facturación estatal.

El número de espectadores de los cines de Catalunya aumentó en 2019 un 2,7% y la recaudación un 2,5%, pero se ha producido una “caída estrepitosa” en la cuota de pantalla del cine catalán, con un 2,3% del cine exhibido.

El sector de las artes escénicas experimentó en 2018 un incremento del 6,2% del número de espectadores en los teatros catalanes y superó los 3,5 millones, y los museos y colecciones recibieron en 2019 un total de 26,2 millones de visitantes, un 1,8% más que el año anterior.

El gasto público en cultura se situaría en 2019 en 140 euros por habitante y año, 7 más que el año anterior, y el CoNCA ha recordado que el presupuesto destinado a cultura por parte de la Generalitat representa el 0,8% del presupuesto total.

El CoNCA ha recomendado políticas culturales claras, dimensionadas socialmente, definidas a largo plazo y consensuadas que permitan garantizar una buena financiación pública; avanzar en el Estatuto del artista, y poner en valor la educación artística en escuelas e institutos.

Comentarios de Facebook