Quantcast

Ebro Food eleva su beneficio un 27,8% hasta septiembre

Ebro Food ha elevado su beneficio un 27,8% en los nueve primeros meses del año, hasta situarse en los 146,7 millones de euros, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El fabricante de Brillante, Panzani y Garofalo ha disparado sus ventas un 19,2%, hasta alcanzar los 2.425,4 millones de euros, elevando sus cuotas de mercado en casi todos los países en los que está presente.

La compañía ha precisado que el incremento de la demanda derivado del coronavirus sigue impulsando sus resultados, aunque ha señalado que existe una mayor volatilidad, con meses de acopio singular y otros de más normalidad.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha elevado un 38%, hasta situarse en los 327,1 millones de euros.

Por unidades de negocio, la de arroz elevó sus ventas un 20,4%, hasta los 1.366,2 millones de euros con un crecimiento medio sostenido en los dos últimos ejercicios de 14,7%, mientras que el Ebitda se situó en los 177,6 millones de euros, un 27% más.

Ebro ha señalado que el aumento de la demanda motivado por el Covid-19 ha continuado teniendo su efecto en las ventas de esta división, fundamentalmente en septiembre, mientras que durante julio y agosto, el consumo ha seguido la tónica habitual de ejercicios anteriores.

Respecto a la pasta, las ventas crecieron un 18,1%, hasta los 1.120,8 millones de euros, mientras que el Ebitda de la división se ha elevado un 48,6%, hasta los 159,2 millones de euros.

La deuda neta se sitúa en los 898,2 millones de euros, 101,6 millones de euros menos que a cierre del ejercicio 2019. Esta cifra recoge los pagos de todos los dividendos (abril, junio y octubre), que asciende a 87 millones de euros.

PREVÉ CERRAR 2020 CON VENTAS DE HASTA 3.200 MILLONES

Por otro lado, la compañía estima cerrar el ejercicio, marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, con unas ventas de entre 3.150 y 3.200 millones de euros, mientras que el Ebitda prevé que se sitúe en una horquilla de entre 422 y 432 millones de euros.

Ebro ha explicado que sin confinamientos, los efectos de la pandemia han continuado siendo visibles, originando importantes picos de intensidad de la demanda, en momentos puntuales, para cada una de sus áreas de negocio.

En este contexto, el grupo señala que ha respondido con “solvencia” las necesidades de los clientes y consumidores, gracias a la fortaleza y la sostenibilidad de su modelo de negocio.

Ebro ha indicado que estos resultados y las estimaciones para el cierre del ejercicio reflejan también el “acierto” en las decisiones estratégicas, como la adquisición de Tilda, que a cierre de septiembre ha superado su facturación de 2019, y el buen posicionamiento de sus marcas.

Comentarios de Facebook