Quantcast

De Meo afirma que Renault estudia dónde invertir su dinero

El consejero delegado del grupo Renault, Luca de Meo, ha asegurado que su compañía, especialmente en un momento de crisis como el actual, está analizando de forma exhaustiva dónde realizar sus inversiones y ha demandado una mejora de la competitividad de las plantas españolas (Palencia, Valladolid y Sevilla) de cara a la negociación del cuarto plan industrial que va a comenzar.

En un encuentro con prensa española en Madrid, el directivo ha recordado que la compañía ha invertido “miles de millones de euros” en los últimos años en sus factorías españolas y mostró su intención de seguir haciéndolo, aunque indicó que la firma, con la situación que está atravesando en la actualidad, “tiene que estar muy segura de donde pone su dinero”.

“Tengo mucha confianza en España, con unas plantas muy competitivas, aunque la competitividad de ahora no tiene porqué ser la misma en los próximos años”, explicó, al tiempo que resaltó que llegar a un acuerdo en España depende de la competitividad y apuntó que las factorías cuentan con productos que hay que reemplazar y ello dependerá de las condiciones que se pacten en el plan industrial.

En esta línea, afirmó que España cuenta con las condiciones necesarias para que Renault invierta su dinero, aunque demandó mayor apoyo financiero y una seguridad jurídica a las autoridades. Renault tiene 38 fábricas en todo el mundo y mi trabajo es decidir donde tengo que invertir”, subrayó.

“No dudamos del compromiso, pero hay cosas que necesitamos de los trabajadores y de las autoridades. Estoy convencido de que la industria española tiene una buena plataforma de producción, pero el riesgo es que no se adapte a la transformación del sector hacia los servicios, con una posición privilegiada en la cadena de valor”, apuntó.

En esta línea, resaltó que si España se queda como una buena plataforma de producción, “llegará un país más atractivo para producir”, como ya ha pasado con anterioridad, con localizaciones como Rumanía, Marruecos o Turquía, con costes laborales inferiores. “Todavía no veo en España una voluntad fuerte de política industrial para empujar esta transición”, sentenció.

PLAN PARA ESPAÑA

En cuanto a las factorías nacionales, De Meo aseguró que su compañía tiene la oportunidad de fabricar las motorizaciones híbridas en España y la intención de la empresa es modernizar la planta de Sevilla para adaptarla a la tecnología que quiere producir. “La tecnología ideal para fabricar en España es la E-Tech en híbrido e híbrido enchufable, que es un activo muy importante para el grupo”, puntualizó.

Además, destacó que la compañía está analizando diferentes opciones para sus centros nacionales, como la reutilización de plataformas para nuevos modelos, algo que se tendrá que discutir en el marco de la negociación del cuarto plan industrial de la multinacional en España.

Por su parte, el vicepresidente mundial de Fabricación y Logística del grupo y presidente de Renault España, José Vicente de los Mozos, apuntó que Renault ha firmado tres planes industriales en los últimos diez años en España y señaló que ahora se está preparando el cuarto y se tomarán decisiones “en función de la competitividad en España”, en un entorno de sobrecapacidad industrial europea.

“La competitividad no es solo reducir costes, es un tema de 360 grados. El nuevo acuerdo con los agentes sociales en el que hay que trabajar debe recoger la visión de dónde se ve la compañía en los próximos cinco o diez años”, explicó el también presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

Comentarios de Facebook