Quantcast

‘Convive Life’ concluye que es posible compaginar actividad socioeconómica

Las conclusiones del Proyecto Convive Life desarrollado por el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IHCantabria) han puesto de manifiesto que es posible compaginar la actividad socioeconómica y la conservación de la biodiversidad en los espacios de la Red Natura 2000 de la región.

Así lo han señalado los responsables del proyecto, que han presentado este jueves sus conclusiones de este trabajo que se puso en marcha en 2015.

Las zonas objeto de estudio han sido los estuarios de Tina Menor, Joyel, Oyambre y la laguna de Victoria, en la que los responsables del proyecto y sus colaboradores han llevado a cabo trabajos específicos de acuerdo a las características de cada espacio.

El coordinador del proyecto, José A. Juanes, ha señalado que el balance tiene carácter “muy local”, ya que lo que ofrece cada estuario es diferente.

Y ha explicado que los estuarios, que históricamente han sido elementos que generaban problemas de salud, hoy aportan valores más que importantes de cara al cambio climático, actividades de recreo, de turismo, ecoturismo, de ahí la necesidad de su recuperación y puesta en valor.

Así, el desarrollo de Convive Life se demuestra la compatibilidad entre las actividades socioeconómica y la conservación, pero además la importancia de la sinergia público-privada. Así, entidades como IHCantabria y sus socios en este proyecto -Copsesa, Aves Cántabricas, SEO BirdLife y el Ayuntamiento de Arnuero, junto con el Gobierno de Cantabria- pueden trabajar y desarrollar acciones conjuntas con éxito.

Así lo ha puesto de manifiesto el director general de Biodiversidad del Gobierno regional, Antonio Lucio, que ha animado a los integrantes del proyecto a utilizar los recursos financieros que Europa pone a disposición.

EFECTOS CONCRETOS DEL PROYECTO

Por su parte, María Recio, de IHCantabria, ha explicado los resultados de los trabajos llevados cabo en cada estuario para mejorar sus hábitats de conservación.

Según ha indicado, la regulación de estos estuarios no impide el desarrollo de los usos del medio, sino que, al contrario, la normativa europea tiene por objetivo compatibilizar las actividades socioeconómicas y el desarrollo de unas medidas de conservación “muy concretas” que permitan un mantenimiento propicio de los ecosistemas.

CONCIENCIACIÓN CIUDADANA

Una parte “muy importante” de los objetivos del Convive Life es la participación ciudadana, que se ha llevado a cabo en cuatro fases: consulta con gestores, análisis de la percepción social, concienciación social e intercambio de conocimientos.

Esto se ha puesto en práctica a través de acciones como talleres de educación ambiental dirigidas a escolares, la organización de un campo de trabajo para la formación cualificada en el control de especies invasoras, la celebración de dos jornadas divulgativas dirigidas a la población local y la celebración de un concurso de fotografía en las que las fotografías más relevantes se han expuesto en distinto municipios de Cantabria, entre otras.

También se han realizado tareas encaminadas a analizar el impacto de las actuaciones de restauración desarrolladas en estos estuarios sobre la percepción social y la economía local. Por último, se han desarrollado jornadas de transferencia de conocimientos con gestores de estuarios que comparten problemáticas comunes .

Comentarios de Facebook