Quantcast

Congelarán 6 meses su posición Peugeot, Exor, Bpifrance y Dongfeng

La familia Peugeot, a través de EFP/FFP, Exor, Bpifrance y la china Dongfeng Motor Group (DFG), accionistas de referencia del Grupo PSA y de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), congelarán su posición del 46% en Faurecia al menos hasta seis meses después de que se ejecute el reparto de dicha participación entre los accionistas del nuevo grupo Stellantis.

En una comunicación conjunta, PSA y FCA explicaron que esta decisión de Exor, EFP/FFP, Bpifrance y DFG se produce a raíz de la modificación de los términos de la fusión entre las dos compañías anunciada el pasado lunes.

Así, dichos accionistas de referencia de los dos conglomerados industriales bloquearán sus acciones en Faurecia por un período de seis meses posterior a la finalización del reparto accionarial que harán entre los accionistas del nuevo grupo resultante, denominado Stellantis, del 46% del capital de Faurecia.

El comunicado del pasado lunes recogía que los accionistas de PSA y FCA recibirían a partes iguales un 46% de Faurecia, es decir, un 23% por cada socio, pero una vez sea aprobado por el consejo de administración de Stellantis y por la junta de accionistas.

Ambas firmas justificaron la revisión de los términos del acuerdo por la necesidad de adaptarse al impacto sobre la liquidez que la pandemia del Covid-19 tendrá sobre el conjunto de la industria automovilística, a la vez que se preserva el valor económico y el equilibrio fundamental del pacto.

En concreto, Fiat Chrysler distribuirá un dividendo extraordinario entre sus accionistas de 2.900 millones de euros, frente a los 5.500 contemplados en el acuerdo original, mientras que la participación del 46% de PSA en Faurecia se repartirá entre todos los accionistas del nuevo grupo una vez aprobado sea aprobado por el consejo de administración de Stellantis y sus accionistas.

Entre las modificaciones también figura la distribución potencial de 500 millones de euros entre los accionistas de ambos grupos antes del cierre de la operación o de 1.000 millones a los del grupo resultante una vez que se haya completado la fusión.

De este modo, no sufrirán modificación el resto de las condiciones anunciadas en el acuerdo de fusión el pasado mes de diciembre para crear el cuarto fabricante mundial por volumen de ventas y el tercero por ingresos, con unas matriculaciones anuales combinadas de 8,7 millones de unidades y una facturación de casi 170.000 millones de euros al año.

Según anunciaron entonces, la operación generará sinergias anuales de aproximadamente 3.700 millones de euros y la nueva empresa combinada alcanzará un resultado de explotación de más de 11.000 millones de euros, con un margen operativo que se situará en el 6,6%.

Comentarios de Facebook