Quantcast

Bogas: El hidrógeno verde podría ayudar a conseguir la descarbonización de las islas

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha afirmado que el hidrógeno verde podría contribuir a la descarbonización de los territorios no peninsulares (las islas Baleares y Canarias), así como de Ceuta y Melilla, en el horizonte de 2040.

En su participación en la jornada ‘Hidrógeno Renovable: Una Oportunidad para España’, Bogas destacó que España ese “el país adecuado y tiene la ambición necesaria” para liderar la apuesta por el hidrógeno verde y subrayó que en Endesa “está alineada” con la estrategia a este respecto del Gobierno.

En este sentido, subrayó la apuesta de la energética, como principal suministrador de los territorios insulares, por esta tecnología como complemento para alcanzar la descarbonización en 2040 en los sistemas eléctricos no peninsulares, actualmente basados en el uso de petróleo y que tiene “un coste elevado y altas emisiones”. “Podría incluso ser una referencia para la Península”, destacó sobre este plan.

En este sentido, el ejecutivo de la eléctrica indicó que Endesa tiene ya en marcha, en distinto estado de avance, un total de 22 proyectos en las islas que van desde la producción de electricidad con turbinas de hidrógeno a un plan de adaptación progresiva de la generación actual al uso del hidrógeno verde.

Además, más allá del territorio extrapeninsular, también trabaja en proyectos con la gran industria y en otros vinculados con la transición justa, para aquellos lugares donde ha cerrado el carbón.

“LA ELECTRIFICACIÓN ES EL CAMINO MÁS SIMPLE Y MÁS BARATO”.

No obstante, Bogas defendió que la electrificación “es el camino más simple y más barato” para la descarbonización en casi todos los usos finales de la energía, por lo que el hidrógeno verde debe ser “un complemento y no un competidor de la electricidad, subrayando, eso sí, que debe ser renovable, ya que “no hay razón para gastar tiempo ni dinero en otro tipo de hidrógeno”.

Asimismo, consideró que el hidrógeno verde cuenta para su impulso en España con “dos problemas”, como son el de la escala, para lo que “habrá que apoyar a la industria nacional y a los tecnólogos”; y “la barrera económica, que se podría o debería solucionar con una reglamentación más simple y descargando el coste de la electricidad de una serie de cargas que podrían hacer mucho más competitivo este hidrógeno”.

ACCIONA: “HAY UN LARGO CAMINO PARA SER COMPETITIVOS”.

Por su parte, la directora general de Tecnología e Innovación de Acciona, Arantza Ezpeleta, estimó que el desarrollo del hidrógeno verde requerirá “del apoyo público con ayudas económicas y nuevas regulaciones, así como la agilización de los trámites administrativos”, ya que “los proyectos tienen aún “un largo camino para ser competitivos”.

Ezpeleta detalló también el proyecto en Mallorca en el que participa el grupo y en el que apuestan por un modelo “con el objetivo de que el 85% de la energía consumida proceda de fuentes renovables”.

Comentarios de Facebook