Quantcast

Axa IM empeora sus previsiones para España: el PIB caerá un 11,8% este año

Axa Investment Managers ha empeorado sus previsiones económicas para España y prevé un retroceso del 11,8% para el PIB en 2020, la peor caída de las economías avanzadas analizadas; seguido de una recuperación del 4,2% el próximo año, más negativa que el consenso de analistas, que prevé crecimiento del 6,9% para 2021.

La firma señala que España y Francia ya no son los “únicos puntos calientes” del Covid-19, tras el incremento de casos en Países Bajos, Alemania e Italia, si bien ha llevado a cabo la mayor revisión a la baja en el crecimiento español para 2021 “por la evolución de la pandemia y las características estructurales de la economía”.

Con el resurgir de la pandemia, los riesgos apuntan a una desaceleración en el cuarto trimestre, mientras que las perspectivas para 2021 están cayendo en todo el mundo, según los pronósticos de la gestora de fondos de inversión.

“La mayoría de las economías están encaminadas a llevar a cabo un gran salto en el crecimiento para el tercer trimestre, ya que reabrieron en verano, pero muchos han registrado un debilitamiento en el impulso antes del final del tercer trimestre”, señala Axa.

La previsión de la gestora para el conjunto de la Eurozona es de una caída del PIB del 7,5% este año, seguido de una reactivación del 4% en 2021, muy por debajo de sus estimaciones del consenso de 5,7%.

Entre los países vecinos, Axa espera que Alemania sufra una contracción del 5,3% este año y mejore un 4% en 2021. En el caso de Reino Unido, la gestora anticipa una caída de su PIB del 10,3% este año y un avance del 5,5% el año próximo.

Por su parte, Francia caería un 9,5% en este ejercicio para después crecer un 5% en 2021; mientras que Italia se contraería un 9,6% en 2020 y su PIB experimentará una recuperación del 3,7% en 2021.

Italia y España serán los principales beneficiarios de los fondos europeos de recuperación, según la gestora. Axa considera que, “en la práctica, España espera un desembolso de solo 7.000 millones de euros, por lo que el Gobierno emitirá los 20.000 millones de euros restantes en 2021 o la postura fiscal deberá ser ajustada hacia abajo”. “Esto tendría consecuencias negativas para el déficit y el crecimiento”, destaca.

Comentarios de Facebook