Quantcast

AEB dará sus condiciones sobre el futuro convenio de banca

La Asociación Española de Banca (AEB) propondrá mañana a los sindicatos unas líneas básicas sobre el futuro convenio colectivo de banca que, si estos comparten, dará lugar a la posibilidad de acordar una nueva prórroga de la ultraactividad del anterior convenio, hasta el 31 de diciembre, para continuar con la negociación del nuevo documento, según informaron a Europa Press fuentes de la AEB.

Este lunes se reunirán la patronal bancaria y la representación laboral para seguir negociando el nuevo convenio colectivo del sector. La ultraactividad del convenio expira el 31 de octubre y la negociación ha dado hasta ahora pocos frutos, por lo que los sindicatos han pedido a la AEB una nueva prórroga con el fin de darse más tiempo para seguir negociando el nuevo convenio de banca.

La AEB considera que, para poder acordar una nueva prórroga de la ultraactividad, es necesario centrar la negociación, por lo que mañana propondrá unas líneas básicas del futuro convenio.

Según fuentes sindicales consultadas por Europa Press, la negociación se ha visto bloqueada y dilatada debido a que la patronal insiste en que el nuevo convenio no puede asumir más gastos, dado el entorno de baja rentabilidad por los tipos negativos, que se ha visto agravado por la crisis del coronavirus.

Algunas de las propuestas que ha mantenido la patronal bancaria en reuniones anteriores y que los sindicatos no aceptan son la supresión de los trienios de antigüedad o la movilidad geográfica. Tampoco ha gustado a la parte sindical que se pida distinguir entre comerciales especializados y aquellos que realizan funciones básicas o que se quieran eliminar los ascensos por antigüedad.

Para defender conjuntamente sus reivindicaciones, los sindicatos UGT, CC.OO. y FINE se unieron en una plataforma común. Entre otros aspectos, piden subir salarios, aumentar el importe de la antigüedad, actualizar las dietas, aumentar las aportaciones mínimas a los Planes de Pensiones de Empleo a 1.000 euros e incrementar los permisos retribuidos para conciliación familiar y los beneficios sociales.

A su vez, CC.OO. ha propuesto un guión de negociación que priorice los temas que están resultando más difíciles o que requieren de un desarrollo más complejo en la negociación, como son la clasificación profesional, las retribuciones, el tiempo de trabajo, la igualdad y la conciliación, la salud laboral, el régimen sancionador, el teletrabajo y la transformación digital y los derechos laborales.

Aunque los sindicatos consideran que un escenario sin convenio colectivo sería “altamente negativo”, tanto para los bancos, por la incertidumbre que añadiría, como para los trabajadores, que dejarían de estar bajo el paraguas de protección que supone el convenio, tampoco quieren firmar uno nuevo “a cualquier precio”.

La vigencia del último convenio colectivo del sector bancario se extendió hasta el 31 de diciembre de 2018 y el periodo de ultraactividad de un año finalizó el 18 de diciembre del ejercicio pasado, pero las partes acordaron la extensión de la ultraactividad, primero hasta el 30 de junio de 2020 y después hasta el 30 de octubre.

¿REGULACIÓN DEL TELETRABAJO?

Por otro lado, los sindicatos abogan por que el nuevo convenio colectivo sectorial incorpore la regulación del teletrabajo, una propuesta ante la que la AEB mostró su disposición hace unos meses, si bien todavía no se ha profundizado sobre ello.

En este aspecto, la banca tiene el ejemplo de sus compañeros del sector del ahorro, que este mes firmaron su nuevo convenio colectivo para el periodo 2019-2023 y que afecta a entidades como CaixaBank, Bankia, Unicaja o Liberbank.

El de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) ha sido el primer convenio que ha incorporado la regulación del teletrabajo y podría seguirle, en este sentido, el futuro convenio del sector de banca, que sería de aplicación a entidades como Santander, BBVA, Sabadell o Bankinter.

Comentarios de Facebook