Quantcast

60% de los líderes del textil sitúan la sostenibilidad como segundo objetivo estratégico

El 60 por ciento de los líderes de la industria textil considera la sostenibilidad como el segundo objetivo estratégico prioritario para sus negocios, superado únicamente por la experiencia del cliente (64%), según un estudio sobre la industria global de la moda del U.S. Cotton Trust Protocol y la Economist Intelligence Unit (EIU).

Según este informe, el compromiso del sector textil con la sostenibilidad se mantiene a pesar de la pandemia originada por la COVID-19.

Así, destaca que para muchas de las principales marcas del mundo, la sostenibilidad ha pasado a ser de “vital importancia” para la compañía. Este estudio se ha basado en una encuesta realizada a 150 altos directivos del sector de la moda, el retail y la industria textil en Europa y Estados Unidos. Los resultados se han recogido en el documento ‘Is Sustainable in Fashion?’ (¿Es la moda sostenible?).

Los directivos han afirmado estar implantando medidas en toda la cadena de suministro, desde el abastecimiento de materias primas obtenidas de forma sostenible (65%), pasando por la introducción de métodos propios de la economía circular y la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero (51% en ambos casos), hasta la inversión en nuevas tecnologías como la impresión en 3D y el blockchain (41%).

Una de las principales conclusiones, que destaca U.S Cotton Trust Protocol, es que los datos son importantes de cara a afrontar seguimiento de procesos, iniciativas y proyectos en materia de sostenibilidad. Ante la pregunta de qué medidas se están llevando a cabo para conseguir ser sostenibles, la primera posición en la lista de prioridades es la recopilación de datos de todo el negocio y de la cadena de suministro para medir el rendimiento (53%).

Además, seis de cada diez directivos (58%) apuestan por desarrollar e implementar una estrategia de sostenibilidad medioambiental con objetivos medibles. Sin embargo, casi un 73 por ciento de los encuestados han manifestado su apoyo a referencias e indicadores internacionales como un método efectivo para medir el rendimiento sostenible e impulsar el avance de la industria.

A pesar de la importancia de los datos, un 45 por ciento de las organizaciones no realiza un seguimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero que generan en los procesos de producción, fabricación y distribución de los productos. También un 41 por ciento no hace lo propio con la cantidad de agua y energía consumida para producir las materias primas que obtienen.

Comentarios de Facebook