Compartir

El Real Madrid vivió en la noche del miércoles una de sus veladas más aciagas. Los merengues, ya clasificados para octavos, se enfrentaron al CSKA de Moscú en el último partido de la fase de grupos de la UEFA Champions League.

Los del Bernabéu cayeron en casa de manera estrepitosa (0-3) en la mayor goleada recibida por el club blanco en la competición europea.

Uno de los protagonistas destacados del encuentro fue el malagueño Isco, y no precisamente por su buen juego.

El mediocentro salió de inicio después de varios partidos relegado en el banquillo.

Un fallo suyo durante un lance del encuentro, provocó que los aficionados le pitasen y abuchearan. El deportista, ni corto ni perezoso, se encaró con la grada en un gesto que ha generado una gran polémica . Según informó ‘Movistar’, Isco llamó “hijos de puta” a los aficionados merengues, mientras que otros medios desmintieron esta información.

Juzguen ustedes mismos. Estas son las imágenes de la controvertida acción.