Compartir

Ryan Newman, piloto que participa estos días en las 500 Millas de Daytona, se encuentra en estado grave tras haber sufrido el lunes un brutal accidente mientras competía en el circuito a bordo de su Ford Mustang.

Newman lideraba la carrera a falta de una vuelta cuando fue embestido por detrás a más de 300 kilómetros por hora. Tras perder el control y chocar con el muro, el Ford del piloto salió despedido por los aires, y en su caída fue investido por otro participante.

“Ryan Newman está en estado grave, pero los médicos han indicado que sus heridas no son potencialmente mortales”, informaron desde la NASCAR y el Roush Fenway Racing en un comunicado.

Por su parte, el máximo mandatario estadounidense, Donlad Trump, publicó un tuit asegurado que “reza por Ray Newman, un gran y valiente piloto de la Nascar”