Compartir

El RC Celta logró su primera victoria de la temporada al derrotar al Valencia CF (1-0) con un golazo de Gabriel Fernández, que certificó con un remate de espuela una gran jugada combinativa, en un partido en el que el equipo celeste apenas sufrió durante la segunda parte.

El Celta se apoderó de la pelota en los primeros quince minutos, un cuarto de hora de tanteo entre ambos equipos con la idea de miniminizar los riesgos, con poco peligro sobre el campo hasta que apareció la conexión Iago Aspas-Denis Suárez. En una jugada maravillosa, Kevin se asoció con Aspas, éste abrió el juego hacia la banda de izquierda de Denis Suárez, que metió en el área un centro raso que culminó de espuela Gabriel Fernández.