sábado, 26 septiembre 2020 2:07

Un dictador en la F1: no tiene rival y lo sabe

La campaña de Lewis Hamilton en la actual temporada de la Fórmula 1 solo evidencia la gran supremacía del piloto inglés en la máxima categoría del automovilismo. El seis veces campeón mundial, prácticamente se ha convertido en un dictador y pensar que no ganará este año es una utopía cuando tiene 30 puntos de ventajas y solo Bottas pudiera evitar eso, pero parece que es casi imposible pensar que el piloto inglés no emule al germano Michael Shumacher con más banderines en la historia de la F1.

Tanta es la superioridad de Hamilton en la actual campaña que sus rivales no hayan como describir alguna posibilidad de ver caer al piloto principal de las Mercedes. Desde que Hamilton regresara a la casa germana no ha hecho más que ganar y minimizar la presencia de Ferrari y Sebastian Vettel, quien no ha visto la luz con la escudería italiana, la cual no ha conseguido la fórmula para reducir el impacto del nuevo dictador y su equipo.  “¿Me estás preguntando si puede alguien disputarle el título a Lewis Hamilton esta temporada? No”, dijo Max Verstappen al ser consultado sobre la posibilidad de ver caer al británico en esta campaña.

Y no solo Verstappen ve la superioridad de Hamilton, Charles Leclerc remata diciendo que: “Quizás Bottas. Pero es lo que hay”. El nuevo dictador de la categoría está cerca de emular a Michael Schumacher como el máximo ganador en la historia de la F1. Esta es una de las temporadas más especiales para el piloto inglés quien debutara en el 2008 con un subcampeonato. La escudería Mercedes ha construido, con el pasar de los años, un equipo sólido casi que imbatible y el fichaje de Hamilton ha sido fundamental para lograr este tipo de dominio que nunca se ha visto en los últimos 10 años. Este escenario hace recordar la época de Schumacher con la Ferrari.

El dictador no tiene rival

Hamilton ya tiene tres victorias en las primeras cuatro careras disputadas. Al hablar de puntos, los 88 que ostenta actualmente no es su mejor promedio, pero igual tiene la ventaja necesaria para estar tranquilo en la temporada. Un año atípico por culpa de la crisis sanitaria producto de la pandemia de coronavirus que acecha al mundo, obligando a la FIA a reducir el calendario y no correr en los países donde aún la pandemia hace estragos.

La lógica indica que Mercedes renovará al inglés. El panorama está para que la escudería germana le ofrezca al seis veces campeón una extensión de contrato. El problema es que Hamilton ya tiene 35 años y un pacto a largo plazo no es viable a pesar del dominio mostrado en los últimos cuatro años. Eso lo sabe el inglés, pero en su mente aun no está la posibilidad del retiro y esto inspira confianza a los ejecutivos del equipo alemán para ir por la renovación y seguir reinando en la F1 con su dictador.