jueves, 1 octubre 2020 0:59

Todos regalados: las ventas más ridículas del Barcelona

El FC Barcelona de LaLiga Santander figura como número 1 en la lista de clubes que menos dinero le sacan a sus fichajes, los cuales normalmente les cuestan una increíble cantidad de dinero. “El equipo siempre está despilfarrando y rara vez recupera algo de lo que se ha invertido o así lo muestra nuestra historia. Somos patéticos en los mercados de pases. Debe ser que la pasta proviene de los árboles y la desembolsan al gusto”, dijo a este prestigioso medio de comunicación un hincha que fue al Camp Nou a protestar por la posible salida de Lionel Messi, su máximo exponente desde hace mucho tiempo.

Si bien es cierto que sus errores en las mesas de negociaciones datan desde hace muchos años atrás, parece que los catalanes no han querido aprender la lección y siguen chocando con la misma piedra de manera constante. Inclusive, hubo momentos en los que no percibieron nada por algunos jugadores que compraron a precios galácticos, cosa que no ha hecho feliz a nadie en esta institución.

Ahora que se ha dejado muy en claro que el cinco veces campeón del torneo internacional de clubes más importante del mundo, la UEFA Champions League, es un total desastre cuando va a vender a cualquiera de sus futbolistas, Goles.net te enseñará una lista con los nombres de los fracasos más grandes en sus operaciones económicas de los últimos tiempos.

Ivan Rakitić se marchó gratis del FC Barcelona

Ivan Rakitić

Ivan Rakitić, subcampeón de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 y uno de los mejores mediocampistas del momento, ha abandonado gratuitamente al FC Barcelona para regresar al equipo de sus amores, el Sevilla FC, y ha sido la venta más ridícula de la actualidad culé.

Pese a que el nuevo director técnico del veintiséis veces campeón de LaLiga Santander, Ronald Koeman, no iba a contar con el croata para esta temporada 2020/2021, la directiva blaugrana, encabezada por Josep Maria Bartomeu, jamás imaginó que terminarían prescindiendo de sus servicios de esa manera.

Ivan Rakitić, por voluntad propia, decidió regresar a su anterior equipo y, para lograrlo, tuvo que presionar por completo al presidente azulgrana, quien quedó entre la espada y la pared ante las exigencias del experimentado centrocampista. “Él dejó en claro que se iba. Hemos luchado incansablemente por no darle la carta de libertad, pero la presión fue demasiada para todos y después de muchas horas de meditación escogimos complacerlo”, indicó a Goles.net una fuente dentro de esta institución, quien al mismo tiempo aseguró que el jugador oriundo de Rheinfelden, Suiza, solamente les dio dos opciones: irse a Sevilla en este mercado de fichajes de verano o quedarse para cumplir el resto de su contrato, situación que seguramente les hubiese arruinado sus planes.

Ahora, la única forma de que el FC Barcelona recupere algo de los 18 millones de euros más 3 en variables que pagaron por él en el 2014 es que el Sevilla clasifique a Europa League o Champions en los próximos dos años, para que de esta manera, ellos obtengan cantidades estipuladas que probablemente no superarán los 8 “kilos”.