martes, 29 septiembre 2020 15:12

Thomas Bach comprende que los Juegos de Tokio se cancelen definitivamente si no se pueden celebrar en 2021

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, aseguró entender que desde Japón se tenga claro que los Juegos de Tokio se cancelen definitivamente si no se pueden celebrar el año que viene por la pandemia del coronavirus.

“Francamente, lo comprendo. No se puede contratar siempre entre 3.000 y 5.000 personas en un Comité Organizador. No se puede cambiar todo el calendario mundial de eventos de las principales federaciones cada año y no puedes dejar atletas en la incertidumbre”, aseguró Bach en declaraciones a ‘BBC Sport’.

El dirigente remarcó que tomarán “las decisiones adecuadas” cuando se pueda tener “una visión más clara de cómo será el mundo el 23 de julio”, y que “se están considerando todos los diferentes escenarios (incluida la colocación de los atletas en cuarentena)”. “Hace falta mucho trabajo porque hay tantas diferentes opciones que no es fácil tomar decisiones ahora. Tenemos que reinventarnos día a día y esto es un reto y al mismo tiempo fascinante”, indicó.

El alemán apuntó que el trabajo de reorganizar los Juegos es “una tarea gigantesca” y mostró su deseo de que sean “únicos” y envíen “un mensaje de solidaridad entre todo el mundo y celebrando el triunfo sobre el coronavirus”.

Además, ante las dudas en Japón sobre la posibilidad de celebrar el evento si la pandemia no está controlada, Bach insistió en que confían en “los consejos” de la Organización Mundial de Salud, pero que tienen claro que los Juegos se organizarán “en un entorno seguro para todos los participantes”.

“Nadie sabe cómo será el mundo en un año, en dos meses, así que tenemos que confiar en los expertos y luego tomar la decisión adecuada en el momento adecuado en función de este consejo”, añadió el presidente del COI.

Thomas Bach también advirtió que celebrar los Juegos a puerta cerrada seguía siendo “una especulación”. “No es lo que queremos. El espíritu olímpico trata también de unir a los aficionados y esto es lo que hace que los Juegos sean tan únicos, que están todos los aficionados del mundo juntos en un Estadio Olímpico”, recalcó.

“Definitivamente, los Juegos serán diferentes y tienen que ser diferentes. Si todos hemos aprendido algo durante esta crisis, es que hay que tener en cuenta lo esencial y no tanto sobre las cosas agradables. Esta concentración en lo esencial debería reflejarse en la organización de estos Juegos, no debería haber tabú”, comentó el campeón olímpico de esgrima en Montreal’76.

Finalmente, se refirió a la tardanza en decidir el aplazamiento de los Juegos al 2021 y recordó que los acontecimiento se desarrollaban “muy rápido” y que tenían que “encontrar el equilibrio entre los expertos más optimistas y los que decían que esto es un desastre total”. “Y esto tuvo que consultarse con nuestros socios japoneses, porque podríamos haber cancelado los Juegos sin contar con ellos y de alguna manera habría sido una decisión fácil”, agregó.

“El seguro nos habría pagado nuestro dinero y podríamos haber comenzado a prepararnos para Paris 2024, pero esta no era una opción real porque habría privado a los atletas de esta experiencia olímpica única”, expresó el dirigente.

Tokyo advierte que no está pensando en la cancelación

Desde Tokyo 2020 no tardaron en responder a estas palabras de Thomas Bach, y aunque su presidente, Yoshihito Mori, y el Primer Ministro del país, Shinzo Abe, han sido los que han hablado de esta posibilidad de la cancelación, el director ejecutivo del comité organizador, Toshiro Muto, lo descartó.

“El señor Mori estaba tratando de decir que debemos tener la mentalidad de preparar los Juegos para que puedan llevarse a cabo el próximo año. No creo que haya un entendimiento común con el COI sobre la cancelación de los Juegos“, aseveró en una videoconferencia.

“Necesitamos llevar a cabo medidas para luchar contra el coronavirus, pero, sin embargo, no creemos que sea el momento de responder a preguntas específicas relacionadas con las contramedidas”, añadió el directivo, que también ve “demasiado pronto” hablar en la actualidad de la posibilidad de hacer el evento a puerta cerrada.