Compartir

Philadelphia 76ers, San Antonio Spurs y Golden State Warriors se impusieron a Brooklyn Nets, Denver Nuggets y Los Angeles Clippers, respectivamente, en el tercer compromiso de la primera ronda de los playoffs de la NBA. Las tres franquicias lideran sus emparejamientos por la mínima (2-1), habiendo recuperado el factor cancha en el caso de Sixers y Warriors, mientras que los de Popovich siguen demostrando que nunca se les puede dar por vencidos.

Ben Simmons, tras las polémicas declaraciones de Jared Dudley, quien dijo que el ’25’ de Philadelphia es un jugador peligroso en transición, pero que apenas tiene recursos con el balón parado, contestó donde mejor sabe: en la cancha. El australiano lideró a los suyos (sin Joel Embiid) a una gran victoria en Brooklyn (131-115) para tomar ventaja en la eliminatoria, la cual se puso ligeramente cuesta arriba después del batacazo en el duelo inicial en el Wells Fargo Center.

Los Spurs de DeRozan y Aldridge se hicieron fuertes en su pabellón, el AT&T Center de Texas, para volver a ponerse por delante en la serie tras vencer el primer partido en Denver, pero caer en el segundo después de desperdiciar una renta en el luminoso cercana a los veinte puntos. Los Nuggets, que finalizaron la fase regular en la segunda plaza del Oeste, delante de Portland, Houston, Utah u Oklahoma, necesitan ganar el cuarto choque para volver a su cancha con el cruce igualado.

El vigente campeón de la mejor Liga de baloncesto del planeta, Golden State Warriors, volvió a mostrar su mejor versión, en esta ocasión a domicilio, para aplastar a los Clippers en el Staples Center de Los Ángeles. Kevin Durant fue el auténtico líder en el tercer partido del emparejamiento para que los hombres de Steve Kerr retomen el mando en la serie (2-1), todo ello tras el inesperado batacazo en La Bahía, remontada histórica incluida del plantel comandado por Doc Rivers. ¿Podrá el mítico entrenador devolver la paridad frente a los todopoderosos Warriors?