Compartir

Philadelphia 76ers, Milwaukee Bucks y Houston Rockets han dado un paso de gigante para estar presentes en la siguiente ronda de los playoffs de la NBA. Por su parte, Denver Nuggets ha igualado la serie (2-2) con San Antonio Spurs, por lo que recupera el factor cancha que los texanos le habían arrebatado a los de Michael Malone en Colorado.

Los pupilos de Brett Brown han vuelto a vencer a domicilio en la cancha de Brooklyn Nets, todo ello bajo la atenta mirada de Antoine Griezmann, el crack del Atlético de Madrid, que estaba sancionado y no podía participar en el duelo en Ipurua entre los rojiblancos y el Eibar (ganaron los de Simeone por 0-1). Triunfo muy sufrido de los Sixers (112-108), guiados por un excelso Joel Embiid: 31 puntos, 16 rebotes, siete asistencias, seis tapones y dos robos. 3-1 para los de Philadelphia.

Denver Nuggets se rehízo de un primer cuarto complicado en la cancha de San Antonio Spurs, nivelando la contienda justo antes del entreacto y decantando la balanza a su favor en el tercer parcial. El emparejamiento vuelve a estar igualado (empate a dos), por lo que habrá, como mínimo, dos choques más: uno en Colorado y otro en Texas. Si fuera necesario el séptimo y definitivo compromiso, se disputaría en el pabellón de los Nuggets.

Milwaukee Bucks no está teniendo piedad de Detroit Pistons, por lo que no dudó en aprovechar su manifiesta superioridad (los de Mike Budenholzer han sido el mejor equipo en la fase regular) para colocar el 3-0 en la serie y sellar prácticamente su clasificación para las semifinales de la Conferencia Este. Si todo sigue el curso normal de los acontecimientos, los Antetokounmpo, Bledsoe, Brogdon, Middleton, Brook López, Pau Gasol, Mirotic y compañía se verán las caras con Boston Celtics (los de Brad Stevens lideran su cruce con Indiana Pacers también por 3-0).

Houston Rockets tampoco está dando ninguna concesión a Utah Jazz en su enfrentamiento directo, algo que, al menos bajo mi humilde opinión, está siendo sorprendente porque creía firmemente que los hombres de Quin Snyder iban a plantarle cara a los Harden, Paul, Capela, Gordon o Faried, entre otros. Después de su ajustado triunfo en Salt Lake City (104-101), el conjunto comandado por Mike D’Antoni está a una victoria de las semis del Oeste.