Compartir

El pasado 31 de mayo, ocho alpinistas fallecían en las cercanías del Nanda Devi, un conocido monte en el Himalay, cuando una avalancha de nieve se cruzó en su camino.

Tras varias semanas de trabajo, siete de los cuerpos pudieron ser recuperados por miembros del ITBP (Indo-Tibetan Border Police). Sin embargo, uno de ellos nunca pudo ser encontrado y su búsqueda finalmente se desactivó.

Durante las labores de rescate fueron recuperadas varias cámaras de vídeo donde se muestran los últimos días de los expedicionarios.